| 4/1/2009 12:00:00 AM

El crudo a menos de US$49

Los precios del crudo bajaron el miércoles a menos de US$49 el barril ya que los nuevo indicios de deterioro en las tres economías más grandes del mundo — Estados Unidos, Japón y China — minaron los recientes avances del petróleo, al mismo tiempo que los inventarios estadounidenses del combustible seguramente continuarán aumentando.

El crudo de referencia para entrega en mayo bajó US$1.22  a US$48.44  el barril en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York al mediar la jornada Europa. El retroceso casi anuló por completo los avances logrados durante la noche, cuando el contrato subió 1,25 y cerró a US$4.66  el barril.

En Londres, la mezcla Brent del Mar del Norte bajó 96 centavos a US$48.28  el barril en el mercado ICE.

Los precios del crudo remontaron marcadamente el mes pasado — de US$40 a US$53  — siguiendo el ejemplo de los mercados bursátiles.

Los estadounidenses conducen colectivamente miles de millones de kilómetros menos cada mes, y ello ha ayudado a situar los inventarios de crudo y sus derivados del país en sus niveles más altos en 16 años. El miércoles, el gobierno dará a conocer las últimas estadísticas, que seguramente mostrarán un aumento de por lo menos 3 millones de barriles.

"La demanda global en este año sigue siendo sospechosa ... el mundo padece (y seguirá padeciendo) un exceso de oferta de crudo", dijo el analista y corredor estadounidense Stephen Schork.

En otras cotizaciones del mercado Nymex, la gasolina para entrega en mayo bajó 3,07 centavos a US$1.3906 el galón (3,79 litros) y el combustible de calefacción retrocedió 3,14 centavos a US$1.3365 el galón.

El gas natural para entrega en mayo retrocedió 2,4 centavos a US$3.752 los 1.000 pies cúbicos.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?