| 11/4/2011 11:00:00 AM

El Consejo Ejecutivo de la OMS respalda las reformas para capear la crisis

El Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordó hoy respaldar el proceso de reformas de esta institución, que tendrá como prioridad dar una mayor coherencia a su acción a nivel mundial y crear un mecanismo para que sus finanzas sean más previsibles y flexibles.

A raíz de la primera fase de la crisis financiera (2008-2009), se hizo evidente que los recursos de la entidad, procedentes en su mayor parte de contribuciones voluntarias de los países, se reducirían, por lo que se inició un proceso de reflexión sobre la necesidad de una reforma.

La crisis de la deuda soberana en Europa y los tiempos económicos difíciles que atraviesa Estados Unidos, principal país contribuyente de la OMS, reforzaron la idea de que es urgente una reforma.

La primera etapa de este proceso consistió en la preparación de una serie de informes por parte de la dirección general de la OMS, que encabeza la doctora china Margaret Chan, quien los presentó en una reunión extraordinaria del Consejo Ejecutivo celebrada esta semana en Ginebra.

Al término de un encuentro de tres días, el órgano de la OMS dio luz verde a una revisión de las prioridades de esta agencia especializada de Naciones Unidas, así como de sus recursos humanos y financieros.

El asesor de Chan Daniel López Acuña explicó en rueda de prensa que este proceso no implicará cambios traumáticos, sino graduales.

No obstante, indicó que una orientación clara es la de favorecer los programas nacionales de la OMS para apoyar mejor las prioridades de los países.

"Debemos prever que habrá un cambio gradual de los recursos humanos y financieros hacia los programas nacionales", señaló.

En esa misma línea se ha pedido a la Secretaría de la OMS que presente en enero próximo propuestas para hacer más predecible y flexible la financiación, dado que muchas contribuciones voluntarias ahora son más difíciles de predecir que las cuotas regulares de los países.

Sobre la manera en que los empleos resultarán afectados, López adelantó que esto dependerá del "nivel de financiación y de las prioridades que establezcan los propios países miembros".

No obstante, reconoció que "algunas actividades probablemente no podrán ser financiadas totalmente y esto, ciertamente, afectará al número de personas que trabajan en esas áreas".

Por el momento, se sabe con certeza que la OMS suprimirá al menos 300 puestos en Ginebra, de un total de 2.400 trabajadores en su sede mundial.

Con las seis oficinas regionales de la agencia sanitaria y sus programas nacionales, la OMS cuenta en total con 8.500 empleados.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?