| 10/7/2011 2:10:00 PM

El consejo de administración de Dexia aplaza su reunión de mañana en París

El consejo de administración de Dexia ha aplazado la reunión que tenía previsto celebrar mañana en París para analizar la delicada situación del banco francobelga.

"Sí, la reunión ha sido cancelada", indicó una portavoz de Dexia, que no pudo concretar el motivo por el cual el máximo órgano decisorio de la entidad ha decidido suspender la cita.

Indicó que el consejo de administración de Dexia podría convocar el domingo una reunión, aunque tampoco supo aclarar si, de ser así, se citaría a los consejeros en París o en Bruselas.

De acuerdo con el diario económico belga L'Echo, la reunión se celebraría en París el domingo.

El motivo del aplazamiento es, según el diario, que las negociaciones para el desmantelamiento ordenado de Dexia todavía están en marcha en varios frentes y a contrarreloj porque la idea es presentar al consejo de administración una solución.

El Gobierno belga ha analizado hoy con los presidentes de las tres regiones belgas las posibles opciones.

El escenario más probable actualmente es que el Estado saque la rama belga Dexia Bank Belgique y sus filiales del Grupo Dexia y se convierta en el único propietario de aquí al fin de semana.

En una segunda etapa, las regiones podrían eventualmente entrar en el capital social de ese banco.

El Gobierno federal belga ha revisado varios escenarios para tomar el control de Dexia Banque Belgique, desde la nacionalización pura y dura al aumento de capital para que pueda pasar de controlar el 5,7 % al 51 %. Esta fórmula permitiría a los accionistas históricos de Dexia preservar algunas perspectivas de participación.

De acuerdo con L'Echo, el Consejo de Ministros ha rechazado el plan alternativo presentado por las regiones, según el cual se escindiría el grupo en tres entidades: Crédit Local de France, Dexia Banque Belguique y la banca independiente, en el que se conservaría el mismo accionariado.

El Gobierno opina, no obstante, que ese plan no corta lo suficientemente los vínculos entre Dexia Banque Belgique y el grupo Dexia, es decir del "banco malo" que se pretende crear con los activos tóxicos.

Eso que pondría en peligro del relanzamiento del banco, ni tampoco incluye una recapitalización, pese a que la parte belga lo necesita para posicionarse de nuevo en el mercado.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?