| 8/3/2011 3:00:00 PM

El Brent baja un 2,77% hasta los US$113,23

El precio del barril de Brent cerró este miércoles con una caída del 2,77% en el mercado de futuros de Londres hasta los US$113,23, afectado por los desalentadores datos macroeconómicos procedentes de EEUU.

Londres - El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en septiembre terminó en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en US$113,23, US$3,23 menos que en la jornada anterior, cuando acabó en US$116,46.

El precio máximo alcanzado hoy fue de US$116,29 y el mínimo de US$113,03.

Una vez superada la crisis de deuda en Estados Unidos con la aprobación del aumento del límite de endeudamiento del país, los inversores contemplan ahora con preocupación la difusión de datos macroeconómicos que podrían vaticinar una desaceleración de la recuperación de EEUU.

El Departamento de Comercio anunció hoy que los pedidos a las fábricas de Estados Unidos disminuyeron un 0,8% en junio, después de un incremento del 0,6% el mes anterior, aunque ese porcentaje quedó algo por encima de los pronósticos de los analistas, que habían calculado un descenso del 0,9%.

El ánimo vendedor de la jornada se agravó cuando el Instituto de Gestión de Suministros (ISM) reveló que el sector de los servicios de EEUU, responsable de más de tres cuartas partes de la economía, redujo su crecimiento en julio hasta colocarse en su nivel más bajo en más de un año y medio.

Los inversores también siguieron de cerca la situación de tensión en Oriente Medio, otro de los factores determinantes en la negociación del oro negro, especialmente la de Siria.

En ese país, los carros de combate del Ejército irrumpieron hoy en el centro de la ciudad de Hama después de un fuerte bombardeo, en el cuarto día de ofensiva militar para acallar las masivas protestas contra el régimen de Bachar al Asad.



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?