| 5/4/2006 12:00:00 AM

El BCE mantiene las tasas en el 2,5%

Los mercados esperan una nueva subida del precio del dinero en junio

El Banco Central Europeo ( BCE ) ha decidido hoy mantener las tasas básicas de interés en la eurozona en el 2,50%, tal como esperaban los mercados financieros.
La institución europea ha mantenido también la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 3,50%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 1,50%.
 
Los analistas consideran que la entidad monetaria europea subirá el precio del dinero de nuevo en junio, cuando tenga nuevas cifras de la zona euro que certifiquen que el crecimiento económico del área es estable. Por su parte, el Banco de Inglaterra también ha dejado inalteradas las tasas en el 4,50%.
 
La oficina de estadística comunitaria Eurostat ha informado hoy de que el volumen de ventas del comercio minorista bajó en marzo pasado un 0,2% en la zona euro, en comparación con el mismo mes del año anterior. Con respecto a febrero de este año, el índice de ventas ha disminuido un 0,8% en los doce países de la zona euro.
Estas cifras han sido más débiles de lo previsto por los analistas, que habían pronosticado un estancamiento de la facturación de este sector pero, en general, los últimos indicadores económicos dados a conocer en la zona euro muestran un panorama económico halagüeño.
 
La tendencia alcista de las tasas de interés en la zona euro y el estancamiento temporal previsible en Estados Unidos reducirá el diferencial de las tasas entre ambas regiones, apuntan los expertos en política monetaria. Este hecho ha impulsado al alza la cotización del euro, que hoy se cambiaba también en torno a la marca de los US$1,26 y que se ha revalorizado un 6,7% desde que comenzó el año.
 
Riesgos por el alza del crudo
El BCE ha advertido, en numerosas ocasiones, de que la subida del precio del barril de crudo, que ha llegado a superar US$75 en Nueva York, es una presión inflacionista.
La autoridad monetaria teme la posible existencia de lo que denomina efectos secundarios, es decir, la transmisión del pasado incremento del precio del crudo a los salarios y a la evolución de los precios, lo que evitar con una política monetaria más restrictiva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?