| 2/7/2012 3:34:00 PM

El BBVA convencido de que Portugal no seguirá el camino de Grecia

El servicio de estudios del banco español BBVA, que ha empezado a analizar la economía lusa, cree que Portugal no tendrá que reestructurar su deuda como Grecia, aunque duda de que pueda volver a financiarse en el mercado a principios de 2013.

Lisboa - El Observatorio Económico de la entidad difundió hoy su primer informe sobre las perspectivas de Portugal, que considera "sombrías" en los próximos trimestres, con un escenario de recesión que hace prever una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,7 % en 2012, algo inferior a lo pronosticado por las autoridades lusas.

Pero los responsables del equipo y del estudio, Miguel Jiménez y Rafael Domenech, explicaron a la prensa que dudan de un posible contagio de los problemas griegos y subrayaron la buena perspectiva que se tiene fuera sobre las reformas que realiza Portugal. Los posibles efectos de una reestructuración de la deuda griega crean un gran estrés financiero, admitieron, y las primas de riesgo que se aplican a la deuda lusa son muy elevadas.

"Pero pensamos -puntualizó Domenech en relación a un contagio griego- que los fundamentos económicos de Portugal son muy diferentes". Las medidas de ajuste del Gobierno favorecen el potencial de crecimiento del país y "la reestructuración es perfectamente evitable", agregó. No obstante, matizó que la eliminación de los desequilibrios tardará y, con la tensión que se prevé en los mercados financieros en los próximos peses "Portugal no estará en condiciones de volver a los mercados a principios del año que viene", como está previsto en su programa de asistencia.

Se trata de un factor externo, añadió, y aunque Portugal necesite más asistencia europea "no significa que no esté cumpliendo, sino que corregir los desequilibrios lleva tiempo, sobre todo cuando los mercados no acompañan". Jiménez dudó además de que Grecia tenga una posibilidad muy alta de incumplimiento y se mostró confiado en que habrá acuerdo con Atenas para renovar la ayuda financiera europea.

"Nuestro escenario base es que van a cumplir y se le podrá dar el segundo paquete de ayuda pendiente", agregó el economista jefe del gabinete de estudios del BBVA, que confía en una "reestructuración ordenada" de la deuda griega, sin riesgo de contagio para Lisboa. También subrayó que tanto Grecia como Portugal pueden esperar el respaldo de la UE y de sus mecanismos financieros en los peores escenarios.

Alberto Charro, responsable de la filial del BBVA en Portugal, destacó también el apoyo generalizado que tiene el saneamiento de la economía en Portugal. Es importante que los inversionistas conozcan bien lo que pasa en el país, indicó, las "cosas positivas que van ayudar a salir de la crisis". El departamento de estudios del BBVA, que cuenta con más de un centenar de economistas, emitirá a partir de ahora informes mensuales sobre Portugal enfocados en la coyuntura económica y las predicciones en tiempo real sobre el crecimiento del PIB.

En esa materia solo existían hasta ahora los informes del banco emisor luso y, según Charro, el nuevo servicio de análisis, que está orientado a los clientes y empezó a gestarse hace tres años, se enmarca en un "compromiso a largo plazo" con Portugal.

El estudio divulgado hoy, además de constatar el mal momento de la economía lusa, con caída del consumo y la producción industrial, destaca las señales positivas, según datos de noviembre pasado, de su sector exterior, con un aumento de las exportaciones del 15,1 % y un descenso de las importaciones del 3,6 %.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?