| 6/2/2011 11:00:00 AM

El acero, una excelente alternativa para la vivienda de interés social

En momentos en que Colombia atraviesa por la más fuerte ola invernal de su historia, y ante la destrucción de cientos de obras a causa de las inundaciones, surge la necesidad de poner a consideración nuevas alternativas a la hora de construir viviendas.

Bogotá - Es entonces cuando el acero se reconoce como una alternativa eficiente, económica y atractiva no sólo para la construcción de vivienda de interés social (VIS) sino para la atención de desastres de diversa índole que afectan a las comunidades y traen graves consecuencias en materia económica para la nación.

En este orden de ideas, la empresa colombiana Corpacero ofrece un amplio portafolio de productos que han sido utilizados en diversos proyectos tanto en Colombia como en otros países, con excelentes resultados y en los cuales el acero se caracteriza por ser el insumo predominante.

Por citar algunos ejemplos de la aplicación de los productos de Corpacero tanto en construcción de VIS como en atención de desastres se puede mencionar los proyectos Pinillos (Bolívar), viviendas cafeteras y escuelas rurales de la Secretaría de Educación (Quindío) y puentes en zonas rurales.

En cuanto a desarrollos ejecutados en países vecinos, se encuentran la Urbanización Cerros de Jacagua en Santiago de Los Caballeros (República Dominicana); el proyecto de vivienda rural para damnificados en Esmeraldita (El Salvador), y las urbanizaciones San Ramón, en Cojedes; El Tiamo, en Puerto Ordaz; y El Rosario de Paya, en Turmero (Venezuela).

“Es evidente que el material más utilizado en la construcción de vivienda, por lo menos en el caso colombiano, es el ladrillo, pero si se compara con el acero, se observa que este último ofrece múltiples ventajas, no solo en materia de costos sino de tiempos de elaboración”, señala Raúl Eduardo García, gerente general de Corpacero.

Por su parte, expertos ingenieros y arquitectos destacan que una de las grandes bondades del acero a la hora de levantar una edificación para VIS, por ejemplo, es que ya todo viene hecho y lo único que debe hacer el constructor es ensamblar cada módulo.

Pero, ¿qué tiene Corpacero para que sus productos generen tanta confianza en los mercados donde se utilizan? Entre otros aspectos, se trata de la organización pionera y líder de mayor experiencia en el sector metalmecánico del país, que está cumpliendo este año sus primeros cincuenta años de actividades ininterrumpidas en sus plantas de Bogotá y Barranquilla, siendo esta última la más avanzada de Latinoamérica.

“Nuestro mayor orgullo es que somos una compañía cien por ciento colombiana, reconocida en toda América Latina como una de las más confiables procesadoras de acero que brinda soluciones integrales a los sectores de la construcción, la infraestructura y la industria, gracias al uso de las últimas tecnologías en cada uno de los procesos”, sostiene el directivo.

Como ejemplo de su compromiso con el desarrollo del país en materia de vivienda social y educación, Corpacero donó un terreno en Soledad (Atlántico), donde a su vez participa en la construcción de un Jardín Infantil en convenio con el Bienestar Familiar y Combarranquilla que cobijará a más de 500 niños y niñas de los estratos menos favorecidos.

Gracias a su trayectoria y experiencia, la firma ha enfocado esta tarea de responsabilidad social empresarial al desarrollo de iniciativas de alto impacto para la sociedad; por esta razón, conjuntamente y con el aval de instituciones como la Dirección de Gestión del Riesgo (DGR) del Ministerio del Interior y de Justicia, ha llevado a cabo proyectos valiosos que así lo demuestran, pues “nuestro propósito es brindar más y mejores soluciones para marcar la diferencia y dejar huella en los sectores donde tenemos cabida”, concluye García.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?