| 1/26/2007 12:00:00 AM

El 2007 será un buen año en materia de endeudamiento

Contratación de deuda externa bajará de 8,2 a 6,9 billones de pesos. Contratación de deuda interna se reducirá de 23,6 a 19,6 billones.

Bogotá.- El 2007 será uno de los mejores años en materia de endeudamiento tanto interno como externo debido a la buena situación económica del país, a los buenos recaudos por impuestos, a los ingresos por privatizaciones.

De acuerdo con un informe presentado por el director de Crédito Público, Julio Torres, en la sesión de la Comisión Interparlamentaria de Crédito Público, los desembolsos de crédito en el 2007 bajarán en 5 billones de pesos, lo que le resta presión al aumento de la deuda. El 2007 podría ser el año donde se mantenga el nivel de la deuda en términos nominales y siga cayendo con respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

En 2002 la deuda representaba un 52 por ciento del PIB, en diciembre de 2006 se llegó al 30,7 por ciento, dos puntos por debajo de la meta fijada en el 32 por ciento. Incluso, con este nivel del 30,7 por ciento, ya el Gobierno se está acercando al objetivo fijado para el año 2010 del 30 por ciento de la deuda con respecto al PIB.

En el Plan Financiero de 2007 la meta inicial de endeudamiento en moneda extranjera era de 8 billones 233 mil millones de pesos, y se redujo a 6 billones 975 mil millones de pesos. El nuevo endeudamiento externo será contratado con las entidades multilaterales y no mediante emisión de bonos.

En deuda interna la meta era emitir Títulos de Tesorería (TES) por 23,6 billones de pesos y ahora se redujo a 19,6 billones de pesos, es decir 4 billones de pesos menos.

Otro punto importante en ese Plan Financiero de 2007 es que se contemplan ingresos por privatizaciones por 6,5 billones de pesos cuando inicialmente se presupuestaban 2,5 billones. ¿Por qué? Porque se está contabilizando el ingreso de recursos este año de las ventas de las empresas Ecogas (3,6 billones de pesos) y del Granbanco Bancafé (con 1,95 billones de pesos) finalizadas el año pasado, y se contempla un billón por la enajenación de las electrificadoras de los departamentos de Norte de Santander, Santander, Boyacá y Cundinamarca, y una pequeña parte de Isagen.

Sobre este punto de los recursos producto de las privatizaciones el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aclaró que ingresarán en pesos y no en dólares, ya que así había sido acordado con los compradores. De ahí que descartó que vayan a tener efectos cambiarios y presiones sobre la tasa de cambio que aumenten la revaluación del peso colombiano con respecto al dólar estadounidense.

“En las privatizaciones que se hicieron se estableció –y así se dijo desde el principio- que se cancelaran en moneda local porque esas son las necesidades de nuestra tesorería y esa es nuestra responsabilidad, tener una tesorería que atienda cumplida y ordenadamente sus obligaciones. Por lo tanto me parece incorrecto decir que hay dineros de privatizaciones afuera que se van a traer. La decisión que hayan tomado los compradores de esos activos en materia de cómo financiar su operación, es una decisión de responsabilidad exclusiva de ellos”, aclaró.

Dijo que debido al tamaño de las operaciones de compra se está hablando con los compradores sobre la forma de los pagos, las condiciones, los plazos. “Lo que yo quiero transmitir es un mensaje de que es absolutamente falso que nosotros vayamos a crear problemas en los mercados con unas operaciones. Este es el único país del mundo donde unas magníficas noticias que son las ventas de unos activos, se convierte en un espectáculo deplorable de debate sobre la tragedia que significa esto para Colombia”, afirmó Carrasquilla.

Incluso Carrasquilla reveló que desde el año pasado el Gobierno Nacional tiene congelados en el Banco de la República 8 billones de pesos para apoyar la lucha de la entidad contra la revaluación.

“En el año 2006 el Gobierno Nacional y el Banco llegaron a la conclusión de que era bueno que el Banco de la República interviniera comprando dólares en el mercado y para contrarrestar los efectos inflacionarios de la emisión monetaria que eso significa –cuando el Banco compra dólares emite dinero con peligros inflacionarios-, entonces el Gobierno Nacional haría una operación de esterilización de esos recursos, es decir, los recursos que tenemos y que podrían ser usados de manera más sana o más rentable desde el punto de vista financiero, se consideró oportuno y válido colaborar.

Nosotros en el año pasado tuvimos en promedio unos 5 billones de pesos congelados en el Banco con el fin de ayudar y coordinar la acción de compra de divisas que ellos hicieron, a mi juicio, con mucho tino y mucha responsabilidad”, anotó.



SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?