| 11/13/2006 12:00:00 AM

Ejecutivo Petrobras: gasoducto encara escollos políticos

Durante los últimos meses, técnicos de los tres países han venido estudiando la viabilidad de la tubería, que costaría mínimo 20.000 millones de dólares y se extendería por más de 9.000 kilómetros.

Rio de Janeiro.- Los planes para construir un gasoducto desde Venezuela, vía Brasil, hasta Argentina, encara escollos ambientales y políticos, afirmó el lunes un alto ejecutivo de Petroleos Brasileiros SA (Petrobras).

"Hay varios problemas ambientales y riesgos políticos. No es un asunto fácil", dijo el director financiero de Petrobras, Almir Barbassa. "Los estudios todavía requieren de algún tiempo", agregó el ejecutivo durante una conferencia en internet sobre los resultados de la empresa en el tercer trimestre del año.

Barbassa no dio detalles sobre qué tipo de riesgos políticos involucraría la construcción del gasoducto. Los ambientales ya han sido señalados por grupos de defensa del Amazonas, señalando que la tubería incrementaría la destrucción de selvas y bosques de la región.

Sobre el gasoducto no parece haber un consenso incluso dentro de Petrobras.

Mientras algunos de sus directivos, como Barbassa, han dudado de su viabilidad inmediata, otros, como el director de gas y energía, Ildo Sauer; han asegurado que Brasil ahorraría millones de dólares anuales al comprar el gas de Venezuela.

Petrobras adquiere unos 26 millones de metros cúbicos de gas al día --o cerca de la mitad de su consumo doméstico-- a Bolivia, en suministro que se ha mantenido inalterable a pesar de recientes impasses por negociaciones de un nuevo precio de compra-venta del producto.

Brasil fue sorprendida con el decreto de nacionalización del 1 de mayo emitido por el presidente Evo Morales y la presencia de militares en las dos refinerías de Petrobras en el vecino país.

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva entonces enfrentó duras críticas de sus opositores y de la prensa por no anticipar el movimiento del gobierno de La Paz y no diversificar las fuentes de abastecimiento energético del país.

Petrobras, que en los últimos años invirtió unos 1.500 millones de dólares en Bolivia, perdió unos 18 millones de dólares en ingresos en el tercer trimestre debido al aumento de impuestos y regalías de 50% a 82% por las nuevas normas de la nacionalización boliviana.

Aunque públicamente el presidente Lula ratifique el apoyo y su simpatías con el mandatario venezolano, Hugo Chávez, algunos diplomáticos brasileños se han quejado reservadamente del apoyo que dio el dirigente venezolano a la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia y la creciente presencia de la estatal Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa) en la vecina nación.
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?