| 1/16/2006 12:00:00 AM

Eje Brasil-Argentina-Venezuela piensa agenda de obras

Presidentes acordaron además de megaproyecto de gasoducto, llevar adelante una política conjunta de explotación de yacimientos de hidrocarburos.

Después del encuentro en Brasil, donde estuvieron presentes el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; el de Argentina, Néstor Kirchner, y el de Venezuela, Hugo Chávez, se consolidó el grupo de los tres del sur. "Hemos ratificado la voluntad política para hacer realidad grandes proyectos" señalo Chávez.

Medios locales brasileros afirmaron que durante la reunión se definió un nuevo encuentro de los tres mandatarios en la provincia argentina de Mendoza, justo una fecha anterior a la oficialización de la presidencia de Michelle Bachelet en Chile, programada para el 11 de marzo. Luego de ella se espera que en julio el proyecto inicial de un gasoducto se encuentre en un estado avanzado para presentarlo públicamente, dijo Chávez.

Al respecto, el presidente venezolano reveló que ya se han conocido intenciones por parte de empresas chinas para estudiar el proyecto, que se contempla como una tubería de más de 7.000 kilómetros desde la costa caribeña venezolana hasta Argentina, con un costo estimado de US$20.000 millones que serían aportados tanto por empresas privadas como por los propios estados.

En el marco de la reunión se conoció también que se busca integrar a Bolivia rápidamente al proyecto, aunque en La Paz no existe prevención sobre el proyecto por representar posible competencia para su mercado gasífero.

"Evo Morales ha dicho que va a nacionalizar el gas. Bueno, ojalá lo haga rápido. Nosotros estamos apoyándolo con ideas, con técnicos, expertos en leyes y todo, para apoyar a Bolivia y al Gobierno boliviano", dijo Hugo Chávez.

El encuentro hace parte del proceso de negociación sobre cooperación energética entre los tres países, los cuales suscribieron el año pasado un memorando sobre interconexión en su industria de gas, que se convirtió en el punto de partida del análisis para poner sobre ruedas este gasoducto de gran envergadura.

El Jefe de Estado venezolano dijo que "ese gasoducto (...) va a dinamizar de manera asombrosa a las empresas del hierro, del acero, la fábrica de tubos, las empresas de construcción" y estableció que el retorno de la inversión solo se concretaría entre cinco a ocho años luego de la construcción.

En la misma reunión los gobiernos de Argentina, Brasil y Venezuela acordaron llevar adelante una política conjunta de explotación de yacimientos de hidrocarburos en el golfo de San Jorge, en Argentina, y en el Orinoco, en Venezuela, según el mandatario venezolano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?