| 6/25/2008 12:00:00 AM

EIA reduce estimado producción crudo mundial de 2010

La producción de petróleo de los países fuera de la OPEP no podrá mantener el ritmo de la creciente demanda global en los próximos años, lo que forzará a las naciones consumidoras a depender más del grupo exportador, dijo el miércoles la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

 

En su previsión mundial de energía a largo plazo, la EIA redujo su estimación de producción de los países no miembros de la OPEP para el 2010 a 51,8 millones de bpd, menor en 1,1 bpd respecto al pronóstico del año pasado. Para el mismo periodo, la producción petrolera de la OPEP fue recortada en apenas 400.000 bpd, a 37,4 millones de bpd.

Se espera que los países miembros de la OPEP inviertan en incrementar la capacidad de bombeo, de modo que su producción de petróleo convencional representará alrededor del 43 por ciento de la producción total mundial hasta el 2030, dijo la EIA.

En tanto, la demanda mundial de petróleo en el 2010 será 1,5 millones de bpd menos a lo estimado previamente de 89,2 millones de bpd, debido a los precios más altos del petróleo, agregó la EIA.

China contabilizará casi la mitad del consumo de petróleo más bajo, con el uso de crudo del país reducido en 600.000 bpd, a 8,8 millones de bpd. La EIA dijo que su pronóstico para la demanda de petróleo de India en el 2010 no se modificó, en 2,7 millones de bpd.

En total, se pronosticó que el consumo de energía del mundo crecerá en un 50 por ciento para el 2030, con la demanda de los países en vías de desarrollo aumentando un 85 por ciento comparado con un incremento del 19 por ciento en los países industrializados, indicó la EIA.

"Vemos un fuerte crecimiento en el consumo de energía," afirmó le jefe de la EIA, Guy Caruso. "La porción vasta, la mayor parte de ese crecimiento, será en los mercados emergentes," particularmente en países asiáticos como China e India, agregó.

Caruso dijo que la mayor parte del crecimiento en la demanda de energía será en los combustibles para transporte debido a que los consumidores en los países en vías de desarrollo probablemente comprarán más vehículos.

La EIA dijo que su nueva previsión internacional está basada en los futuros precios del petróleo que predijo el verano pasado en el pronóstico de energía de largo plazo de la agencia. También observó que los precios más altos en el largo plazo reducirían el pronóstico de la demanda mundial de crudo en 13 millones de bpd en el 2030.

"No creemos que en los próximos 5 a 10 años los altos precios (del petróleo) traigan nuevos suministros que ejerzan una presión bajista en el precio. Pero no estamos volviendo a los precios históricos que vimos en las décadas de 1980 y 1990," explicó Caruso.

En tanto, se estima que la producción de Rusia alcance 13,5 millones de bpd al 2030, un fuerte aumento frente al pronóstico del año pasado de 11,5 millones de bpd.

"Estamos muy optimistas sobre el potencial de Rusia," dijo Caruso.

Sin embargo, la producción petrolera saudita en el corto plazo será mayor a lo pronosticado el año pasado, promediando 10,5 millones de bpd al 2010, un aumento de 1,6 millones de bpd.

Asimismo, se espera que la producción de Rusia crezca en 200.000 bpd, a 10,2 millones de bpd en el 2010, agregó la EIA.

La EIA es la división estadística del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?