| 2/3/2011 12:00:00 PM

Egipto: Hijo de Mubarak no buscará la Presidencia; disturbios

Incendios y saqueos se registraron en varios edificios de El Cairo el jueves, en medio de un estado de anarquía que siguió a los enfrentamientos entre manifestantes partidarios y adversarios del gobierno.

El Cairo — Por otra parte, Gamal Mubarak, hijo del presidente egipcio, no buscará relevar a su padre en las elecciones presidenciales programadas para este año, informó la televisión estatal egipcia citando al vicepresidente, en lo que representa la concesión más reciente a los manifestantes antigubernamentales.

Anteriormente se daba por sentado que Mubarak estaba preparando Gamal, de 46 años, para sucederlo a pesar de la significativa oposición pública.

Paralelamente, agentes de seguridad dijeron que un gran supermercado en el suburbio de Sheikh Zayed estaba en llamas y saqueadores lo estaban despojando. También ardía un edificio junto a un hotel de cinco estrellas con vista al Nilo.

También se registraron incendios en el suburbio de Shubra, al norte del centro, dijeron las fuentes oficiales, que hablaron bajo la condición de anonimato.

Los enfrentamientos se intensificaron en la plaza central Tahrir, donde se escucharon varios disparos mientras los manifestantes antigubernamentales desplazaban a los partidarios del régimen.

Los dos bandos se apedrearon mutuamente, pero los progubernamentales estaban cediendo terreno. Los manifestantes subieron a una carretera elevada desde donde sus rivales les habían arrojado una lluvia de piedras y bombas incendiarias durante la noche.

Los soldados, que temprano el jueves habían separado a los dos bandos y habían hecho replegar a los partidarios del régimen en un esfuerzo por detener la violencia, parecían permitir que los manifestantes avanzaran.

Se oyeron disparos, aparentemente efectuados al aire, sin que estuviera claro de qué bando partían.

Horas antes, el primer ministro de Egipto pidió disculpas por los ataques de los simpatizantes del régimen a los manifestantes antigubernamentales en el centro de El Cairo, prometiendo iniciar una investigación para determinar quién es el responsable.

Los manifestantes prodemocráticos acusaron al régimen de enviar una fuerza de matones pagados y a policías vestidos de paisano para atacarles con piedras, palos y bombas incendiarias con el objeto de aplastar su movimiento para derrocar al presidente Hosni Mubarak.

El primer ministro Ahmed Shafiq dijo a la televisión estatal: "Pido disculpas por todo lo que sucedió ayer porque no es lógico ni racional".

La disculpa pública de un alto funcionario del gobierno es sumamente inusual. Shafiq calificó el ataque como un "error desfachatado" y prometió investigar "para que todos sepan quién es el responsable".

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?