| 2/5/2008 12:00:00 AM

EEUU ya vota en las primarias del Súper Martes

Washington.- Llegó el Súper Martes. Demócratas y republicanos están saliendo a votar en masa para definir las aspiraciones presidenciales de Hillary Rodham Clinton, Barack Obama, John McCain y Mitt Romney, entre otros.

Clinton, cuya amplia ventaja en previas encuestas se ha visto erosionada por un vigoroso desafío Obama, busca reestablecer el martes sus credenciales como líder entre los precandidatos presidenciales demócratas.

En tanto el republicano John McCain parecía en condiciones de sepultar las aspiraciones de su rival Mitt Romney en primarias y asambleas electorales que cubren desde Alaska hasta los dos océanos.

La votación del Súper Martes parece casi una primaria nacional. Cada partido realiza comicios internos en más de 20 estados, incluidos algunos de los más populosos, como California, donde vive uno de cada ocho norteamericanos, y Nueva York, la metrópolis donde coexisten personas de prácticamente todos los países del mundo. En juego se hallan casi la mitad de los delegados que elegirán al candidato del partido en las convenciones nacionales de agosto (los demócratas) y septiembre (los republicanos).

Clinton, senadora por Nueva York y esposa del ex presidente Bill Clinton, era considerada hasta hace poco la inevitable candidata demócrata. Pero Obama, un recién llegado a la lid política, senador por Illinois desde hace apenas cuatro años, ha reducido la diferencia al punto que resulta difícil determinar si habrá un claro ganador el Super Martes.

Clinton y Obama tienen esperanzas de conseguir la mayoría de los delegados en disputa y obtener el status de favorito previo a la próxima ronda de primarias y de asambleas electorales.

El precandidato republicano Romney, para quien el Super Martes puede representar el fin de sus esperanzas, recorrió 8.000 kilómetros (5.000 millas) en una gira de costa a costa que le tomó 37 horas, tratando de reducir la ventaja en las encuestas que lleva McCain.

Aunque McCain lidera por dobles dígitos en las encuestas nacionales, Romney estaba socavando terreno al senador por Arizona en California, el premio mayor del Super Martes.

Romney intentó explotar la desconfianza de la derecha por McCain, quien se opuso a las reducciones impositivas del presidente George W. Bush, patrocina la legalización de los indocumentados, y es partidario de medidas para frenar el calentamiento global de la atmósfera.

A su vez, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, un pastor baptista, se concentró en el sur, donde disfruta del apoyo de los cristianos conservadores.

McCain podría terminar en primer lugar en varios estados sureños y fronterizos, como Alabama, Georgia, Oklahoma y Misurí, según indican las encuestas. En cuanto a Huckabee y Romney, posiblemente se dividirían el voto de los conservadores.

La posibilidad de los demócratas de llegar a la Casa Blanca son grandes, dada la profunda insatisfacción del pueblo de Estados Unidos con el presidente Bush y la forma en que ha lidiado con la economía y la guerra en Irak.

En el Super Martes están en disputa 1.023 delegados republicanos y 1.681 delegados demócratas. Para ganar la nominación presidencial, un republicano necesita 1.191 delegados, y un demócrata 2.025. Hasta ahora, según un recuento de The Associated Press, Clinton cuenta con 261 delegados y Obama con 196. Entre los republicanos, McCain tiene 102 delegados y Romney cuenta con 93.

El premio mayor para los demócratas es California, donde están en juego 370 delegados.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?