| 9/8/2008 12:00:00 AM

EEUU toma control de gigantes hipotecarias

Washington.- En una acción destinada a evitar una crisis financiera, el gobierno federal anunció el domingo que tomó el control directo de las gigantes hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, donde despidió a sus altos ejecutivos.

El presidente George W. Bush dijo que el rescate histórico de las dos instituciones financieras es necesario con el fin de evitar que quiebren, un riesgo que consideró "inaceptable" para una economía que de por sí ya enfrenta serios problemas.

"El permitir que las compañías quiebren o se deterioren aún más dañaría nuestro mercado hipotecario interno, y podría debilitar otros mercados crediticios no vinculados directamente con el de la vivienda", afirmó Bush en un comunicado difundido el domingo por la tarde.

"Los estadounidenses deben tener confianza de que las acciones tomadas hoy fortalecerán nuestra capacidad para sortear la corrección al mercado de vivienda y son cruciales para devolver la economía a un crecimiento sostenido más firme", agregó.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, argumentó que las medidas fueron tomadas porque "Fannie Mae y Freddie Mac son tan grandes y están tan entrelazadas en nuestro sistema financiero que una falla de cualquiera de ellas causaría una gran turbulencia en nuestros mercados financieros aquí en casa y en todo el mundo".

Ambas compañías fueron puestas bajo protección federal. Serán administradas por la Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas, la nueva agencia creada por el Congreso para regularlas.

Las enormes deudas que enfrentan las dos empresas como resultado de un incremento en la falta de pago de hipotecas podría costarle a los contribuyentes norteamericanos decenas de miles de millones de dólares, pero Paulson indicó que el impacto financiero sería mucho más grave si se permite que las dos empresas vayan a la quiebra.

"La bancarrota habría afectado la capacidad de los estadounidenses de recibir préstamos para viviendas, préstamos para vehículos y otros financiamientos", señaló el secretario del Tesoro.

Herb Allison, un ex vicepresidente de Merrill Lynch, fue seleccionado para encabezar a Fannie Mae, y David Moffett, un ex vicepresidente de US Bancorp, fue escogido para dirigir a Freddie Mac, anunciaron las autoridades.

Paulson se mostró cuidadoso de no culpar a Daniel Mudd, el director general saliente de Fannie Mae, ni a Richard Syron, quien dejará el puesto de director general de Freddie Mac, por los actuales problemas de las compañías. Aunque ambos hombres están siendo retirados de sus puestos, se les pidió que permanezcan al frente durante un período no especificado de tiempo para que ayuden con la transición.

La Reserva Federal y otros reguladores federales dijeron el domingo en un comunicado conjunto que "una cifra limitada de instituciones más pequeñas" tienen gran cantidad de acciones en Fannie y Freddie y que los reguladores "están preparados para trabajar con esas instituciones a fin de desarrollar planes de restablecimiento de capital".

Las dos compañías tenían casi 36.000 millones de dólares en acciones preferidas en circulación hasta el 30 de junio, de acuerdo con documentos de la Comisión de Valores de Estados Unidos.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?