| 8/19/2008 12:00:00 AM

EEUU: Suben precios al mayorista a su ritmo más rápido desde 1981

Washington.- La inflación de los precios al por mayor subió en julio, al ritmo más rápido en 27 años, según datos del gobierno de Estados Unidos difundidos el martes.

El departamento del Trabajo dijo que los precios al por mayor subieron un 1,2% en julio, impulsados en buena parte por el incremento de los costos de la energía, de los automotores y de otros productos.

Los precios de productos básicos, excluidos los alimentos y la energía, subieron un 0,7%. Fue el mayor incremento desde noviembre de 2006.

En otras informaciones de índole económica, el departamento de Comercio informó que la construcción cayó en julio a su ritmo más bajo en más de 17 años. Se inició la construcción de 965.000 unidades habitacionales, el peor mes desde marzo de 1991.

Las malas noticias sobre los precios al mayor siguen a un informe de la semana pasada sobre el aumento de los precios al consumidor en un 0,8% durante julio. Eso hizo que la inflación de precios al consumidor fuese la de más rápido ritmo en 27 años.

El alza de los precios en julio refleja en parte un gran incremento en los costos de la energía durante un mes en que los precios del crudo subieron a 147,27 dólares el barril. Eso hizo que el costo de la gasolina en Estados Unidos ascendiera a 4,11 dólares el galón.

El crudo cayó más de 30 dólares por barril desde entonces. Hay esperanzas de que disminuya la inflación en los próximos meses.

Sin embargo, la suba de precios en una serie de áreas en julio ha causado preocupación de que la alta cotización del crudo comience a afectar el conjunto de la economía.

Ese proceso podría obligar a la Reserva Federal a comenzar a subir las tasas de interés para frenar la inflación.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?