| 9/5/2007 12:00:00 AM

EE.UU. satisfecho con primer año de CAFTA

Aunque durante la negociación y antes de la ratificación del tratado por parte de los países centroamericanos las organizaciones sociales criticaron los términos en que se llevó a cabo, Johanns dijo que los resultados están a la vista.

Nueva Santa Rosa, Guatemala.- El secretario de agricultura estadounidense Mike Johanns dijo que su país está muy satisfecho con los resultados del tratado de libre comercio con Centroamérica y la República Dominicana (CAFTA-RD) luego de apenas un año de haber entrado en vigencia.

"Para un acuerdo que ha tenido un año en vigencia, ha sido un comienzo muy vigoroso, mucho más de lo que muchos habían anticipado", dijo el miércoles Johanns en una entrevista exclusiva a la AP.

El estadounidense está de visita en Guatemala en una gira para destacar los éxitos del tratado comercial durante el primer año de vigencia. Anteriormente estuvo en El Salvador y aunque tenía previsto visitar Honduras, esa parte de la gira fue cancelada debido al paso del huracán Félix. "Escuché todos los posibles argumentos sobre por qué el CAFTA no era bueno para Centroamérica pero creo que en el largo plazo (el tratado) es del interés de todos", comentó.

Entre los argumentos contra el tratado está que este beneficia solo a los grandes productores que tienen capacidad de cumplir con las normas exigidas por Estados Unidos. "Los pequeños también se benefician, visité una procesadora de lácteos en El Salvador. Ellos no tienen una sola vaca y le compran la leche a diversos productores algunos de ellos pequeños", comentó. Johanns apuntó que en 2008 visitará la región una misión para promover el desarrollo comercial y las inversiones en el área del CAFTA-DR.


Las exportaciones de productos agrícolas de la región a Estados Unidos crecieron un 13% de 2005 a 2006 para situarse en 3.100 millones de dólares. Aunque el 99% de los productos contemplados en el CAFTA ya entraban sin impuestos a Estados Unidos antes de la vigencia del tratado, ahora será más fácil para los países superar barreras no arancelarias como los controles fitosanitarios.

"Es una preocupación que hemos escuchado desde Centroamérica a Africa, los ministros de agricultura me dicen: 'una vez que estamos en el mercado estadounidense es bastante bueno, pero toma mucho tiempo entrar'", dijo. "Hace dos meses publicamos unas nuevas normas, el proceso Q-56, no todos los productos calificarán para este proceso, pero agilizamos el trámite sin sacrificar nada en términos de seguridad de los alimentos", añadió.

Con esas nuevas reglas el trámite para avalar el ingreso de un producto al mercado estadounidense baja de varios años a entre seis y nueve meses. También explicó que su país ha invertido unos 650 millones de dólares en los últimos cuatro años para mejorar las capacidades comerciales de los productores agrícolas de la región.

Durante su visita a Guatemala visitó una planta de producción y esterilización de moscas del mediterráneo, un esfuerzo conjunto de Estados Unidos, México y Guatemala para combatir esa plaga y mantener libre de esos insectos la parte norte del continente. Además acudió a una plantación de tomates y chiles en invernaderos cuyas exportaciones hacia Estados Unidos han aumentado gracias al CAFTA.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?