| 8/12/2006 12:00:00 AM

EE.UU. prueba vehículos a hidrógeno en medio del alza de gasolina

En Albany, en el estado de Nueva York, el vicecomisionado John Spano tiene dos vehículos Honda a batería como parte del programa estatal de automóviles que funcionan con combustibles no contaminantes.

Springfield, Virginia, EE.UU.- Cuando Bob Sisk comenzó a trabajar como cartero en los años 60, debía hacer su recorrido por los suburbios de Washington con un jeep.

Ahora, al llegar a la última etapa de su carrera, el cartero de 62 años lleva sus cartas y paquetes en un vehículo que ofrece un andar más tranquilo, no depende de lubricantes a base de petróleo y emite gotas de agua del caño de escape.

Sisk forma parte de un pequeño grupo de trabajadores estatales, académicos y personas que participan en todo el país en pruebas de vehículos impulsados por hidrógeno.

Teniendo en cuenta que los precios de la gasolina continúan subiendo, los viajes de Sisk y los demás están ayudando a los investigadores a mejorar la tecnología, que podría ser la base de los vehículos alternativos de la próxima generación.

"La gente cree que soy de la época de las carretas, pero no soy tan viejo", dijo Sisk con una sonrisa mientras hacía su recorrido a bordo de una minicamioneta HydroGen3 de General Motors Corp.

Virtualmente todos los fabricantes están realizando pruebas con vehículos que funcionan a hidrógeno, que han recibido una subvención de 1.200 millones de dólares en cinco años por una iniciativa anunciada por el presidente George W. Bush en el 2003.

Se trata de una tecnología libre de contaminación y una fuente de energía sustentable cuando se mezclan el hidrógeno y el oxígeno. Los vehículos podrían comenzar a verse en las concesionarias de automóviles en el 2020 o incluso antes, de acuerdo con el gobierno y expertos de la industria. Sin embargo, existen numerosos obstáculos, desde los elevados costos hasta la falta de estaciones de combustible.

La tecnología aún está en sus primeras etapas de desarrollo, pero las pruebas con vehículos ofrecen a los fabricantes información valiosa sobre el progreso. La tecnología de hidrógeno puede ser aplicada a varias formas de transporte, incluyendo autobuses, automóviles de reparto, y de apoyo terrestre en los aeropuertos.

También es empleada para cámaras de vídeo, linternas y otros artículos electrónicos pequeños.

Pero la experiencia en el mundo real está ayudando a guiar su desarrollo. Sisk utiliza el vehículo motorizado a hidrógeno tres días de la semana.

"Se conduce como cualquier otro automóvil común", expresó Sisk. El vehículo tiene un alcance de entre 275 a 400 kilómetros, y una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, aunque el cartero asegura que "no es tan rápido en el arranque" comparándolo con un automóvil convencional.

El programa, administrado por la Oficina de Servicios Generales, tiene más de 5.000 vehículos alternativos, incluyendo híbridos, eléctricos y algunos que funcionan a gas natural comprimido y propano.

Spano dijo que el Honda FCX ha tenido un mejor desempeño, aunque no ha sido utilizado en viajes largos debido al poco alcance y a la falta de estaciones de combustible en el estado.

El funcionario indicó que la oficina tuvo un par de casos en el 2004 en los que la autonomía de combustible del vehículo cayó entre 113 y 129 kilómetros en el clima frío y en un caso cuando el automóvil no pudo arrancar a temperaturas de cerca de 12 grados bajo cero. Por lo demás, superó las pruebas.

"Manejo un (Honda) Accord híbrido. No hay ninguna diferencia", manifestó Spano. "Es tranquilo. No hemos tenido quejas".

El arranque en el clima frío y el calor del desierto se encuentran entre los desafíos que enfrentan los vehículos, junto al precio _cerca de un millón de dólares por cada automóvil_ que no hace posible una producción a gran escala en este momento.

California ha lanzado una ambiciosa iniciativa para atender la falta de estaciones de abastecimiento de combustible. El estado tiene 16 estaciones de servicio de hidrógeno y se están construyendo otras doce, de acuerdo con la Asociación Nacional de Hidrógeno.

En Estados Unidos y Canadá, hay actualmente 37 en uso y otras 22 se construirán en el próximo año y medio.

Las empresas automotrices, mientras tanto, siguen adelante con sus proyectos. GM presentó su vehículo de concepto Sequel, el primer automóvil eléctrico con una autonomía de 480 kilómetros entre una recarga y otra de batería. Ford tiene autobuses a hidrógeno en el centro de la Florida y está distribuyendo el modelo Ford Focus a batería en Estados Unidos, Canadá y Alemania.

Nissan está desarrollado su primer sistema de baterías y de almacenamiento de hidrógeno de alta presión. Mazda está trabajando en un motor rotativo de conversión hidrógeno-combustible para su vehículo deportivo RX-8.

"Creemos que esta tecnología incrementará simultáneamente la independencia energética y la seguridad, y eliminará al automóvil como fuente de emisiones", declaró J. Byron McCormick, director ejecutivo de las actividades de vehículos eléctricos. "Y permitirá a las automotrices crear mejores vehículos que los clientes querrán comprar en grandes cantidades".

 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?