| 5/5/2009 12:00:00 AM

EE.UU. presiona por pactos con Panamá y Colombia

(WASHINGTON) Panamá ha logrado "buenos avances" en los temas laborales que bloquean la aprobación de un pacto de libre comercio, pero debe hacer más para atender las preocupaciones sobre sus leyes impositivas, dijo el martes el representante comercial estadounidense, Ron Kirk.


"Hemos hecho un muy buen avance con ellos en los temas laborales. Aún estamos trabajando para resolver los temas en lo que respecta a sus leyes impositivas", dijo Kirk en el marco del Foro de Inversión de Reuters sobre América Latina.


El Gobierno del ex presidente George W. Bush negoció los acuerdos con Panamá y Colombia, pero no pudo persuadir al Congreso, controlado por los demócratas, para que apruebe los tratados.


El acuerdo con Panamá, que fue firmado en junio del 2007, es considerado el menos controversial de los dos pactos.


Pero muchos de los colegas demócratas del presidente Obama han presionado a Panamá para que apruebe una serie de reformas laborales antes de votar sobre el acuerdo.


Las preocupaciones por la condición de paraíso fiscal de Panamá también han ganado atención bajo el Gobierno de Obama.


"Este es un asunto de gran importancia para nosotros, se puede entender por el anuncio de ayer del presidente, un asunto que tenemos que encontrar la forma de resolver", dijo Kirk.


Kirk dijo que ve una "ventana" para resolver los asuntos pendientes sobre impuestos y leyes laborales antes de que el actual presidente de Panamá, Martín Torrijos, deje su cargo el 1 de julio.


"Me gustaría que sacáramos la mayor ventaja posible de esto", dijo Kirk, sin predecir una fecha en la que podría ser aprobado el acuerdo.


Entre tanto, pronto los funcionarios estadounidenses y colombianos sostendrán su primera reunión para comenzar a identificar qué acciones específicas debe adoptar Colombia para obtener la aprobación de su controversial tratado de comercio con Estados Unidos, dijo Kirk.


"Es justo que Colombia sepa exactamente qué debe hacer", dijo el encargado de comercio.


El año pasado, los demócratas se negaron a aprobar el acuerdo comercial bajo el argumento que el Gobierno del presidente Alvaro Uribe no había hecho lo suficiente para detener los asesinatos de líderes sindicales y juzgar a los responsables de los crímenes.


Colombia sostiene que durante la última década hizo un gran avance en la reducción de todas las formas de violencia en un país que estuvo al borde del colapso por una guerra civil de décadas.


"Nuestros equipos se reunirán pronto para discutir y cristalizar aquellos asuntos que deben ser resueltos", dijo Kirk.


"El presidente y yo creemos que el presidente Uribe ha mostrado un coraje notable en el manejo del asunto de la violencia", afirmó.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?