| 11/9/2007 12:00:00 AM

EEUU a favor de arbitraje en disputa Ecuador-City Oriente

El presidente de la estatal Petroecuador, Carlos Pareja, anunció el jueves que solicitó al ministerio de Minas y Petróleos inicie el proceso de terminación forzosa del contrato con City Oriente por una deuda de 28 millones de dólares.

Quito.- La embajadora de Estados Unidos, Linda Jewell, se mostró partidaria de que se resuelva mediante arbitraje internacional la disputa entre el estado ecuatoriano y la compañía de capital estadounidense City Oriente por el reparto de ganancias petroleras.

"La compañía City Oriente es la compañía de Estados Unidos que todavía está trabajando aquí y si ellos van a resolver un problema en arbitraje es su derecho y su decisión", afirmó el viernes la diplomática.

"Nosotros apoyamos el proceso arbitral para resolver este tipo de disputas", añadió a periodistas durante un recorrido para constatar el avance de la construcción de la nueva embajada en Quito.

Jewell señaló que "lo bueno de tener este tipo de arbitraje es que es un foro neutral que puede resolver las cosas de una manera legal y sin política".

La deuda ha venido aumentando desde 2006 debido a los cambios hechos por los gobiernos en la legislación, los cuales han perjudicado el equilibrio económico del contrato, según City Oriente, domiciliada en Panamá y que rechaza el pago de los 28 millones de dólares.

Por ello, presentó en octubre del 2006 una solicitud de arbitraje ante el Centro Internacional de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), un entidad adscrita al Banco Mundial.

En el Ciadi también se ventila otro arbitraje presentado por la compañía estadounidense Occidental contra Ecuador, luego de este país rescindiera su contrato en mayo de 2006 acusándola de incumplimientos contractuales, por lo que los campos que operaba pasaron a control del Estado.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?