| 2/10/2012 6:36:00 PM

EEUU espera reducción de embargos a familias latinas

El secretario de Vivienda, Shaun Donovan, auguró hoy que los embargos de viviendas se reducirán en la comunidad latina mediante la inyección por parte de cinco grandes bancos de 25.000 millones de dólares que mitiguen los efectos de la crisis financiera.

Washington - "No tenemos datos específicos de familias latinas en los estados, pero obviamente las comunidades latina y afroamericana agruparán un amplio número de los beneficiarios de estas ayudas", destacó Donovan en rueda de prensa telefónica.

El secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano considera que el acuerdo con cinco grandes bancos estadounidenses penaliza las prácticas abusivas que realizó el sector financiero y que "hirieron a millones de familias del país, particularmente latinos, afroamericanos y otras minorías".

En suma, cinco de los mayores bancos de EE.UU. pagarán 25.000 millones de dólares para paliar los daños causados por supuestos abusos hipotecarios, anunció el viernes la Casa Blanca.

El acuerdo contempla la refinanciación de préstamos para conseguir menores tipos de interés, la inyección de dinero a los estados para fortalecer los servicios sociales ofrecidos a los desahuciados y la modificación de hipotecas cuya deuda pendiente supera el valor actual de la propia vivienda.

"Las entidades bancarias deben contribuir a que los ciudadanos puedan permanecer en sus casas", apuntó Donovan, que en los últimos tres meses coordinó las negociaciones con los cinco bancos que inyectarán este capital, Ally Financial, Bank of America, Citigroup, J.P. Morgan Chase y Wells Fargo.

Aseguró que las ayudas deben ir más allá de fórmulas financieras para refinanciar las deudas contraídas porque deben ayudar a "construir la igualdad de nuevo" y a revitalizar áreas urbanas devastadas por los embargos hipotecarios.

Donovan reconoció que en cuatro años el nivel de riqueza de los hispanos se redujo en dos tercios y a la mitad en el caso de los afroamericanos.

De hecho, los hispanos estuvieron 2,5 veces más expuestos a caer, sin saberlo, en hipotecas basuras, en numerosas ocasiones por las dificultades para entender lo que firmaban.

De cada cien hispanos sin vivienda propia en la actualidad, siete perdieron su propiedad por embargo hipotecario durante el año pasado, según datos del centro de investigación Pew Hispanic, que alertó también que el acceso a la propiedad entre la comunidad latina es del 47,4 %, lejos del 73,7 % de la población blanca.

Las medidas anunciadas este jueves pretenden beneficiar a los millones de afectados por la crisis financiera, ya que en Estados Unidos unos 750.000 propietarios que han perdido sus casa, unos cuatro millones de hogares temen ser embargados y unos diez millones de propietarios poseen una vivienda con un valor actual inferior al de la hipoteca.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?