| 10/21/2008 12:00:00 AM

EEUU elige a dos firmas de contabilidad para programa de rescate

WASHINGTON _ En los pasos más recientes de Estados Unidos para combatir la crisis crediticia, la Reserva Federal introdujo el martes un nuevo programa para financiar las compras de bienes de los fondos mutuos de depósitos en efectivo, mientras el gobierno seleccionó a dos importantes firmas contables para contribuir a manejar el programa de rescate del sistema financiero, por 700.000 millones de dólares.

"Los mercados de deudas a corto plazo han estado bajo considerable tensión en las últimas semanas a medida que los fondos mutuos de los mercados financieros y otros inversionistas han tenido dificultades para vender bienes a fin de satisfacer los pedidos de retiradas de fondos", dijo el banco central al anunciar su nuevo esfuerzo.

JPMorgan Chase & Co. fue elegido para operar cinco fondos especiales que comprarán certificados de depósito, notas bancarias y papeles comerciales de los fondos mutuos de depósitos en efectivo. El banco prestará hasta 540.000 millones de dólares a los cinco fondos en apoyo de la iniciativa.

Los funcionarios de la Reserva dijeron que unos 500.000 millones de dólares han salido de dichos fondos desde agosto a medida que los inversionistas se preocupan de si podrán retirar sus depósitos.

El 18 de septiembre, el Departamento del Tesoro anunció que designaba un fondo de 50.000 millones de dólares del Tesoro para suministrar garantías para los bienes en los fondos. La nueva iniciativa se propone afianzar más los fondos.

Mientras tanto, el Departamento del Tesoro anunció el martes que seleccionó a dos importantes firmas contables para contribuir a manejar el programa de rescate por 700.000 millones de dólares del sistema financiero.

El departamento seleccionó a Pricewaterhouse Coopers como auditor del programa que adquirirá bienes complicados de las instituciones financieras y Ernst & Young fue escogida para la contaduría general.

Los anuncios tuvieron lugar mientras el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes ventiló una audiencia el martes en la que expertos discutieron qué se necesita hacer para mejorar la estructura regulatoria del gobierno. El propósito es hallar el modo de manejar mejor el sistema financiero para prevenir otra crisis financiera.

Los demócratas en el Congreso también impulsaban los esfuerzos por ensamblar un segundo programa de estímulo económico. Esa iniciativa recibió el lunes el aval del titular de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

Wall Street bajó el martes cuando los inversionistas decidieron aprovechar algunas de las grandes ganancias de la sesión anterior. El índice Dow Jones perdía 245 puntos a primera hora de la tarde, en comparación con la ganancia de 413 puntos en la víspera.

Los mercados crediticios hicieron más esfuerzos por recuperarse después de las severas conmociones que comenzaron a mediados de septiembre con la quiebra de Lehman Brothers Holdings Inc. Las tasas de los préstamos entre los bancos y los rendimientos de los bonos del Tesoro regresaron a sus niveles de fines de septiembre.

La Casa Blanca dijo el lunes que el presidente George W. Bush estaba al menos dispuesto a considerar una segunda medida de estímulo después de un programa de 168.000 millones de dólares aprobado en febrero y un plan de rescate del sistema financiero por 700.000 millones de dólares aprobado el 3 de octubre.

Los demócratas dicen que todo proyecto de estímulo debería incluir rubros previamente rechazados por Bush como fondos para la construcción de carreteras y puentes y ayuda para los presupuestos estatales. También es posible otra rueda de reembolsos impositivos para dar un empujón a la economía, que muchos economistas creen ya se ha sumido en una recesión.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?