| 8/4/2006 12:00:00 AM

EEUU: Desempleo sube a 4,8%

El informe del Departamento de trabajo el viernes se sumó a una serie de indicadores que muestran una desaceleración de la economía y aumento de la inflación. Estas fuerzas contradictorias le crean un dilema a la Reserva Federal, que se reunirá la semana próxima para determinar las tasas de interés.

Washington.- El desempleo llegó al 4,8% en julio, el más alto en cinco meses, en tanto los empleadores crearon apenas 113.000 puestos de trabajo nuevos, indicio de la cautela del sector empresario ante los precios de combustibles. Los sueldos aumentaron.

La creación de empleos fue inferior a la de junio, de 124.000, y la más baja desde mayo.

La tasa de desempleo civil saltó del 4,6% en junio al 4,8% en julio, igual a la de febrero.

Los economistas habían previsto un aumento de 145.000 empleos y una tasa de desempleo del 4,6%.

Las fábricas y compañías de información _incluyendo editoras y empresas de telecomunicaciones_ eliminaron algunos puestos de trabajo en julio, mientras que el empleo se mantuvo sin cambios en las tiendas de ventas al por menor y en el gobierno. En conjunto, la contratación de nuevos empleados se redujo.

Por otra parte, el promedio por hora de los ingresos de los trabajadores aumentó a 16,76 dólares, un 0,4% más, en junio. Algunos economistas habían anticipado un aumento del 0,3%.

El incremento de los salarios es un alivio para los trabajadores. Pero un alza rápida y sostenida de los sueldos podría desencadenar temores inflacionarios.

El presidente de la junta de la Reserva Federal, Ben Bernanke, expresó el mes pasado al Congreso que estaba preocupado por el incremento de los precios, pero esperaba que la desaceleración de la actividad económica aliviara las presiones inflacionarias.

 
Fuente: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?