| 11/16/2007 12:00:00 AM

EE.UU.: Bananera Dole deberá pagar 2,5 millones a 5 nicaragüenses

El total recaudado por los daños punitivos se repartirá por partes iguales entre los cinco empleados.

Los Angeles.- El jurado en una demanda a Dole Fresh Fruit Co. concedió el jueves el pago de 2,5 millones de dólares por daños punitivos a cinco trabajadores que dicen haber quedado estériles debido a un pesticida empleado en la década de 1970 en platanares nicaragüenses.

La semana pasada, un jurado del Tribunal Superior concedió 3,3 millones de dólares como compensación de daños a seis trabajadores. La determinación del jurado de que Dole actuó en forma maliciosa al dañar a cinco de los seis permitió que se considerara aplicarle a la compañía la pena de daños punitivos por las consecuencias que sufrieron los cinco.

En un principio 12 trabajadores presentaron la demanda, pero el jurado determinó que sólo seis habían sufrido daños de consideración a consecuencia del pesticida, conocido como DBCP. A los seis se les autorizó a recibir el pago de daños compensatorios que van desde 311.200 dólares hasta 834.000 para cada uno.

Los abogados de las dos partes dijeron que habían ganado con el fallo.

"El tribunal falló con gran sentido de justicia, porque la empresa actuó con conocimiento de que los pesticidas que utilizaban eran dañinos a la salud", dijo a AP en Managua el abogado Pedro Antonio Hernández Ordeñana, cuyo oficina se encargó de la acusación en Nicaragua.

"La empresa actuó con malicia contra los humildes trabajadores y por eso fue condenada a pagar 2,5 millones de dólares adicionales a los 3,3 millones de dólares a que había sido condenada a pagar antes", agregó.

Rick McKnight, abogado de Dole, dijo que el veredicto fue una "derrota sustancial" para los demandantes porque el jurado descartó una compensación mayor. A juicio del litigante, el jurado reconoció que la empresa Dole de hace 30 años es muy diferente a la actual.

"El veredicto en general es toda una vindicación", afirmó.

La demanda acusó a Dole, con sede en Westlake, California, de negligencia y ocultamiento fraudulento cuando usó el DBCP. El documento también afirmó que Dow Chemical Co. y Amvac Chemical Co., fabricantes del pesticida, sabían que podía dejar estériles a los trabajadores y ocultaron esa información.

Amvac llegó a un acuerdo por 300.000 dólares antes del juicio.

Cuando decidió ordenar el pago de los daños compensatorios anteriores, el jurado dijo que Dole pagaría la mayor parte de éstos.

Dow no pudo ser responsabilizada para que pagara daños compensatorios, porque anteriormente en el juicio el juez concedió la solicitud de la compañía de aplicar la ley de Michigan a la cantidad y el tipo de los daños. Michael L. Brem, uno de los abogados de la empresa con sede en Midland, Michigan, dijo que esto le evitaría la orden de pagar daños punitivos y establecería un límite de daños compensatorios de 394.200 dólares por demandado.

Durante el juicio, Dole fue acusada de aplicar el pesticida en forma inadecuada en cantidades que exceden por mucho las normativas. El pesticida fue empleado para matar gusanos microscópicos en las raíces de los platanares.

McKnight dijo que el pesticida sólo fue aplicado una o dos veces al año y que posteriormente las plantas fueron rociadas con 211.975 litros (56.000 galones) de agua durante más de una hora. Los abogados de Dole y de Dow indicaron que los trabajadores no fueron expuestos a suficiente DBCP.

El caso es el primero de cinco demandas que involucran al menos a 5.000 trabajadores agrícolas de Ecuador, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá, que dicen haber quedado estériles tras ser haber sido expuestos al pesticida. En esos casos se nombra como demandados a otros agricultores y fabricantes.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?