| 6/9/2009 12:00:00 AM

EE.UU. autoriza devolución de préstamos a bancos

El Gobierno estadounidense autorizó a diez de los mayores bancos del país a devolver un total de US$68.000 millones en fondos estatales de emergencia que les inyectó para combatir la crisis crediticia.

WASHINGTON - El Departamento del Tesoro no nombró a los bancos, pero muchos de ellos, como Morgan Stanley, JPMorgan Chase, American Express, Bank of New York Mellon, U.S. Bancorp, BB&T y Capital One, lo anunciaron por su cuenta.

Una fuente agregó que entre las entidades autorizadas también se encuentran Goldman Sachs, Northern Trust y State Street Corp.

Muchos bancos se indignaron con las restricciones a los pagos de ejecutivos que acompañaron las inyecciones de capital. Ocho de ellos fueron presionados por el Tesoro a tomar fondos estatales a fines de octubre en el peor momento de la crisis.

Permitir que algunos bancos devuelvan el dinero al Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés), inicia efectivamente un proceso para separar a los bancos más fuertes de los más débiles en momentos en que el sector financiero comienza a recuperar su equilibrio.

Algunos bancos siguen sobreviviendo gracias a la ayuda gubernamental, lo que los somete a las restricciones en los pagos a ejecutivos. Otros se quejaron de que no necesitaban la ayuda, por lo que quedaron en desventaja frente a la competencia al no poder fijar sus propios niveles de salarios.

Los bancos que paguen sus títulos preferenciales tienen el derecho a recomprar títulos de garantías ("warrants") que posee el Tesoro en sus firmas a un valor justo de mercado.

Los warrants dan al Gobierno el derecho de comprar acciones comunes a un precio predeterminado por hasta 10 años y están pensados para darle a los contribuyentes una oportunidad de compartir las ganancias de los bancos saludables.

"Estos pagos son un signo alentador de reparación financiera, pero aún tenemos trabajo por hacer", dijo el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, en un comunicado de una página.

Geithner ha dicho que el dinero devuelto al fondo estatal de rescate de US$700.000 millones de los bancos saludables puede ser reutilizado para ayudar a entidades más pequeñas, incluso aquellos que ya han recibido ayuda.

El Tesoro dijo que ese dinero combinado con las devoluciones recibidas hasta ahora de otras entidades financieras totalizarán US$70.000 millones de las compañías que fueron parte del programa. Más de 600 bancos en todo el país han tomado fondos del plan original de US$700.000 millones.

Luego de extender US$30.000 millones para la automotriz General Motors Corp, los fondos de rescate del Tesoro no colocados se han reducido a US$54.000 millones, asumiendo que otros programas anunciados serán financiados completamente.

Como condición para ser autorizados a pagar los fondos del TARP, los bancos tuvieron que demostrar que podían recaudar dinero por sí mismos en el sector privado mediante la venta de acciones o de emisiones de deuda sin garantías de la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés).

Además, la Reserva Federal tenía que acordar que sus niveles de capital fueran adecuados para soportar préstamos continuos.

El Gobierno sometió a 19 grandes bancos a "pruebas de tensión" para medir su capacidad de lidiar con un deterioro aún mayor de la economía. Nueve de ellos fueron considerados saludables y al resto se les ordenó engrosar sus colchones de capital por un total combinado de US$74.600 millones.

El lunes, la Fed informó que los 10 bancos que recibieron esa instrucción habían presentado planes para conseguir los fondos necesarios.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?