| 3/19/2009 12:00:00 AM

EE.UU. arroja plan salvavidas a fábricas de autopartes

(NUEVA YORK) (Reuters) - Estados Unidos comprometió el jueves hasta US$5.000 millones para ayudar a autopartistas, un sector que pasa por dificultades financieras, mientras que el número de estadounidenses que reciben subsidios de desempleo alcanzó otro máximo.

Las noticias se conocen en momentos de caídas de las tasas hipotecarias en Estados Unidos, por los esfuerzos del Gobierno para bajarlas a niveles que alienten la demanda y ayuden a la recuperación del vapuleado mercado de viviendas.

La ayuda de Estados Unidos, un día después de que la Reserva Federal anunció que inyectará US$1000 millones  en la debilitada economía, era materia de debate de los inversionistas, mientras que en Francia 3 millones de personas se tomaban las calles para protestar contra la manera en que el presidente Nicolas Sarkozy está manejando la crisis y para demandar más ayuda para los trabajadores.

Europa y la zona del euro, que se considera que han respondido lentamente a la crisis, se diferenciaban ahora claramente de Estados Unidos, Japón y Gran Bretaña en lo que atañe a inyecciones de dinero a su economía.

"Una competencia para ver quien hace más promesas no calmará la situación", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, durante un discurso en la cámara baja Bundestag del Parlamento, antes de encabezar una cumbre de la Unión Europea en Bruselas.

Sin embargo, los inversores disfrutaban en su mayoría del ambiente que dejó el anuncio de la Reserva Federal de que inyectará US$1.000 millones en la economía estadounidense, pese a la aparente resistencia de Europa a imitarla.

La tolerancia al riesgo de los inversores, después del anuncio del miércoles de la Fed, aumentó en varios tipos de activos. Los precios del petróleo y las materias primas escalaron en medio de expectativas de una eventual recuperación económica.

"La buena noticia es que la Fed está interesada en hacer lo que sea para frenar una profundización de la recesión", dijo Joseph Trevisani, analista jefe de mercado de FX Solutions.

Sin embargo, las acciones estadounidenses cayeron el jueves por la preocupación de que el esfuerzo de la Reserva Federal para sacar a Estados Unidos de la recesión sea muy caro e inseguro, lo que llevó a inversores a tomar ganancias en títulos bancarios tras la reciente alza.

Provedores de auto-partes


El programa de financiamiento del Departamento del Tesoro que rescató a General Motors Corp y Chrysler LLC en diciembre se extenderá a las autopartistas que quieran participar.

El plan está diseñado para mantener una red confiable de empresas de partes de autos y asegurar que se les pague a los proveedores.

Los inversionistas respondieron bien a esa noticia e incluso encontraron puntos buenos en el informe semanal del Departamento de Trabajo sobre las solicitudes de beneficios por desempleo, que se publicó a la apertura de las operaciones en Nueva York.

Si bien el número de trabajadores estadounidenses que reciben los beneficios estatales por desempleo escaló a otro máximo récord a comienzos de este mes, las cifras mostraron que la cantidad de personas que presentaron nuevas solicitudes para recibir los beneficios cayó y fue menor a la esperada.

En contraposición, la tasa de desempleo en Europa podría alcanzar el 10 %  a fin de año, y las protestas masivas que realizaban los sindicatos el jueves en Francia subrayaban el impacto social de los problemas económicos.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?