| 7/31/2010 10:00:00 AM

EEUU anuncia reapertura de pesca en Luisiana tras cierre por derrame de crudo

El Gobierno estadounidense anunció la reapertura del área de pesca en el estado de Luisiana, cerrada desde abril pasado por el derrame de petróleo en el golfo de México.

"Estamos satisfechos de haber sido capaces de ayudar al estado de Luisiana a reabrir las aguas estatales a los pescadores comerciales", indicó la comisaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estadounidense, Margaret Hamburg.

La zona abierta de nuevo a la pesca incluye desde el Delta del Misisipi hasta la frontera con el estado de Misisipi.

Hamburg señaló que durante estos meses las agencias estatales y federales han tomado las medidas necesarias "para garantizar que el pescado criado en las aguas que se ha abierto hoy sea seguro".

La comisaria se reunió esta semana con los pescadores de la zona en Nueva Orleans, en Luisiana, que le pidieron información sobre los protocolos y pruebas que se emplean para garantizar que sus capturas no están contaminadas e insistieron en que los consumidores tengan acceso a esa información.

"Los pescadores quieren que los amantes del marisco del Golfo puedan estar tranquilos al comer y disfrutar del pescado y las gambas que provienen de este área", dijo Hamburg.

"Esperamos continuar nuestra estrecha colaboración con los estados del Golfo para reabrir las aguas afectadas de la manera más rápida y segura posible", agregó la alta funcionaria.

Por su parte, el próximo consejero delegado de BP, el estadounidense Bob Dudley, aseguró hoy durante una visita a Misisipi que la petrolera británica no abandonará a los residentes del Golfo de México a su suerte y asumirá la responsabilidad por el desastre del vertido.

El derrame en el Golfo de México comenzó el pasado 20 de abril a raíz de la explosión, por causas aún no determinadas, y posterior hundimiento de la plataforma petrolera "Deepwater Horizon", gestionada por la petrolera BP.

En una rueda de prensa, Dudley aseguró que BP, responsable del vertido, "ha hecho un compromiso de larga duración" con la región donde "permaneceremos durante años", dijo.

El ejecutivo indicó que la operación que planea BP para sellar el pozo averiado, conocida como "static kill" ("eliminación estática") y que consiste en la inyección de cemento y lodo pesado a través de la campana de contención instalada este mes, podría comenzar el próximo martes.

Dudley, que ha estado a cargo de las operaciones de limpieza de BP en el golfo, aseguró que el derrame ha sido una "catástrofe" pero dijo que tiene que ser visto como "una oportunidad para cambiar las cosas a mejor".

BP anunció esta semana un plan para vender parte de sus activos para sufragar los costos derivados del derrame de petróleo en el Golfo de México.

 

EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?