| 10/31/2006 12:00:00 AM

EE.UU: Abunda la publicidad negativa

La publicidad negativa es moneda corriente en las campañas políticas. En la semana que resta antes de las elecciones del 7 de noviembre, los votantes serán bombardeados por televisión, correos electrónicos y llamadas telefónicas que buscan captar el voto de los indecisos.

Washignton.- Los candidatos en las elecciones al Congreso han invertido casi 160 millones de dólares en publicidad en la que hablan mal del rival y apenas 17 millones en avisos de tono positivo.

El mensaje está claro: la idea es "no vote por un candidato, sino en contra de él".

Las leyes electorales estipulan que los avisos negativos no pueden ser una iniciativa del candidato. Sus partidos pueden hacer publicidad negativa, pero sin coordinarla con el candidato. La inversión en este tipo de avisos en elecciones legislativas aumentó un 54% en relación con los comicios del 2004, según la Comisión Electoral Federal.

El tono de la publicidad es marcadamente más negativo que hace dos años. En el 2004, los partidos invirtieron seis dólares en avisos positivos por cada cinco dólares en avisos negativos. Este año la relación es de diez dólares de publicidad negativa por cada dólar de propaganda positiva.

Los republicanos llevan invertidos 87,5 millones de dólares en avisos criticando al rival y los demócratas 72,6 millones.

"Los avisos negativos solo funcionan en dos situaciones: cuando uno está desesperado o cuando se está en la recta final", comentó Ray Seidelman, profesor de ciencias políticas del Sarah Lawrence College que ha estudiado el fenómeno de la publicidad negativa.

Por ejemplo, un aviso en Tenesí que busca dejar mal parado al candidato demócrata al Senado Harold Ford muestra a una rubia en actitud provocativa. El aviso, costeado por el Comité Nacional Republicano, causó revuelo y algunos sectores dijeron que tenía un tinte racial porque daba a entender que Ford, quien es negro, sale con mujeres blancas.

Otros avisos son menos sutiles:

_Una publicidad republicana difundida en Indiana da una calificación negativa al demócrata Baron Hill, que atribuye a su voto en torno a la prohibición de la venta de videojuegos de contenido sexual o violento y al uso de dinero del gobierno federal para pagar gastos relacionados con el aborto.

_Los republicanos intentaron distribuir en Nueva York un aviso en el que se acusaba al fiscal de distrito del condado de Oneida Michael Arcuri, quien es demócrata, de llamar a una línea telefónica erótica mientras desempeñaba sus funciones oficiales. Se comprobó, no obstante, que la llamada duró pocos segundos y que siete de los ocho números eran los mismos de una línea del Departamento de Servicios de Justicia Penal. Allegados a Arcuri dijeron que un colega suyo había hecho esa llamada por error.

Un análisis de FactCheck.org, del Centro Annenberg de Servicios Públicos, llegó a la conclusión de que ambos avisos republicanos mostraban "una marcada tendencia a la mezquindad y lo personal".

El representante neoyorquino Tom Reynolds, presidente del Comité Legislativo Republicano Nacional, dijo que el partido decidió difundir avisos negativos para contrarrestar "una partida de candidatos demócratas insignificantes que hablan de temas de alcance nacional y repiten todos lo mismo".

"La mejor forma de responder a esto es marcando contrastes y ofreciéndole a los votantes opciones reales", sostuvo Reynolds en un reciente acto del Club Nacional del Prensa. "A través de la televisión, la radio y la correspondencia, le decimos al votante: Esta persona es la alternativa en la boleta; estos son sus puntos de vista en torno a los temas relevantes en su comunidad; y esto es lo que ha hecho que lo califica para cargos nacionales".

Los demócratas también tienen sus avisos negativos. La mayoría de ellos tratan de vincular a los candidatos con el presidente George W. Bush, cuya imagen está muy desdibujada. Luego de que estalló el escándalo sobre el representante republicano Mark Foley por los mensajes de contenido sexual que envió a jóvenes que trabajaban en el Congreso, algunos avisos de los demócratas intentaban relacionar a los candidatos con los líderes legislativos republicanos.

También apelan a publicidad negativa organizaciones independientes, incluidos sindicatos y agrupaciones sin fines de lucro.

Estrategas y analistas políticos coinciden en que los avisos negativos dan resultado porque las opiniones negativas perduran más que las positivas.

"Pero funcionan solo en cierto sentido. A la larga, generan mucha desconfianza en el proceso", afirmó Seidelman.
 
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?