| 7/9/2010 8:00:00 AM

Educación para el empleo, una herramienta para combatir el desempleo en Colombia

Debido a los altos niveles de desempleo que se han registrado en estos últimos años en el país, las instituciones de educación realizan una formación para el empleo y el desarrollo humano a través del emprendimiento en sus estudiantes.

La reducción de empleo y la falta de oportunidad laboral han llevado a la academia a buscar mecanismos para incentivar desde la educación una cultura de emprendimiento entre sus estudiantes con el objetivo de realizar proyectos productivos que permitan el autoempleo y a su vez generen la creación de empleos directos o indirectos que beneficien a las personas de escasos recursos y a toda la sociedad.

El diseño de una oferta educativa útil orientada para el desarrollo de proyectos productivos junto con la formación para el trabajo, hacen parte de los mecanismos que la educación técnica en el país ha venido implementando entre sus estudiantes para promover el empleo.

La Corporación Tecnológica Empresarial en su compromiso social viene implementando dos estrategias fundamentales para fomentar el desarrollo económico de las personas más necesitadas.

 

La primera de ellas es la formación para el trabajo, donde los conocimientos son aplicados a la práctica en la formación por competencias laborales, para luego vincularse a través de contratos de aprendizaje o pasantías a las empresas establecidas.

 

La segunda es la formación en emprendimiento, donde los estudiantes crean y desarrollan sus propios planes de negocio, los cuales se exponen en la Feria Corpoempresarial, que se realiza dos veces al año, en la cual se genera el espacio y las condiciones, para que las entidades encargadas del proceso de financiación conozcan de primera mano los proyectos y los lleven a su fase de monetización y cristalización final del proyecto productivo.

Según Henry González, Presidente de la Corporación Tecnológica Empresarial, “la experiencia de los países que han fortalecido la educación para el trabajo, nos demuestra que es el camino correcto para la obtención del primer empleo o el mejoramiento del ya obtenido, debido a que la demanda laboral es inmensamente mayor que para los niveles de pregrado o postgrado. Adicionalmente la posibilidad real que tiene hoy día la generación de pymes o mipymes, abre aún más este abanico de posibilidades. De hecho en la institución se han desarrollado aproximadamente unos 200 proyectos exitosos que vinculan unos mil empleos directos”.

La estructura familiar y social ha llevado a las personas a ser empleados y no emprendedores es por ello que el sistema de educación busca fomentar la cultura del emprendimiento como alternativa para el desarrollo económico. Por otro lado la crisis laboral que se vive en el país hace que los jóvenes y adultos que ingresan a estudiar programas de formación laboral, generalmente desean salir de manera rápida del proceso de formación para vincularse al sector productivo como empleados.

Es por ello que la opción paralela a la formación para el trabajo (empleados), es generar el desarrollo de competencias laborales para ser Creadores y Organizadores de pymes y mipymes, como una real solución para los estudiantes a quienes se abren puertas nuevas con excelentes oportunidades.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?