| 12/13/2006 12:00:00 AM

Ecuatorianos dolidos con Colombia por fumigaciones

En Bogotá, la canciller María Consuelo Araujo manifestó el miércoles que es posible que Correa se reúna el 21 de diciembre con el presidente colombiano Alvaro Uribe.

Quito.- Colombia hace tiempo que "está abusando de este (país) hermano que es Ecuador", declaró el miércoles el presidente electo Rafael Correa ante la reanudación de las fumigaciones colombianas sobre cultivos de coca que los ecuatorianos las consideran dañinas para su población.

Correa anticipó a la prensa que una vez que asuma el gobierno el 15 de enero, "utilizaremos una política muy respetuosa ... pero muy firme".

"Creo que hace rato se está abusando de este hermano que es Ecuador", agregó y dijo que no se podía permitir que con las fumigaciones "se afecte a la población, cultivos y animales en la frontera del lado ecuatoriano".

"Es claramente un abuso del pueblo colombiano", afirmó el líder izquierdista.

Señaló que durante su visita a Argentina y Chile, donde se reunirá con los mandatarios Néstor Kirchner y Michelle Bachelet, "vamos a hablar del problema del (herbicida) glifosato, ahí hay que hacer un frente común latinoamericano". Correa defiende la tesis actual del Ecuador de que se respete una franja de 10 kilómetros en el lado colombiano de la frontera para realizar las aspersiones aéreas.

El canciller Francisco Carrión declaró previamente que Ecuador es solidario con los refugiados colombianos y en cambio recibe "hostilidad" de parte de Colombia. Anticipó que Ecuador está analizando las medidas a tomar, que van desde un nuevo reclamo formal, y llamar en consultas o "hasta retirar nuestro embajador, porque esta es una muestra de hostilidad hacia Ecuador".

"Estamos siendo absolutamente solidarios (con Colombia). Cómo puede ser que de nuestra parte (somos) solidarios y ellos nos echan glifosato", dijo Carrión en el canal 8 de televisión.

Afirmó que las fumigaciones en la frontera, envían a suelo ecuatoriano el herbicida por medio del viento o las corrientes de agua, afectando a la salud de los pobladores, a las plantaciones y animales domésticos.

Se refirió al hecho de que Ecuador ha recibido a "medio millón de colombianos" que huyendo de la violencia en su país, se refugiaron en territorio ecuatoriano. No descartó que el gobierno "por responsabilidad ... pueda tomar decisiones que puedan, de alguna manera, pues dejar de ser solidarios en ese ámbito". No hizo precisiones.

"Pedimos comprensión del pueblo ecuatoriano y no consideramos que nuestras relaciones bilaterales deban verse alteradas", declaró.

En diciembre del 2005 ambos países habían acordado la suspensión de las aspersiones aéreas del glifosato del lado colombiano debido a los reiterados reclamos de Ecuador. El gobierno de ese país denunció que en la zona del Putumayo, los cultivos de coca se han incrementado hasta las 10.000 hectáreas por lo que decidió reanudar esta semana las fumigaciones aéreas dirigidas a acabar con esos cultivos ilícitos.

El ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos también exhortó a Ecuador a cooperar en la lucha contra el narcotráfico en la frontera y dejar de lado la polémica por las fumigaciones. "Hay que colaborar, como lo estamos haciendo con Venezuela, para eliminar todas las fuentes de violencia", dijo Santos a la AP, al referirse a las protestas ecuatorianas.
 
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?