| 4/26/2007 12:00:00 AM

Ecuatorianos acuden a EEUU en lucha contra Chevron

La campaña más reciente con este fin culminó el miércoles durante la reunión de accionistas de la compañía con sede en San Ramón, cuando una delegación de ecuatorianos enfrentó al presidente de Chevron, David O'Reilly, para reclamarle por los daños causados a la selva ecuatoriana tras décadas de extraer petróleo allí.

San Francisco, California, EE.UU.- Los opositores a las actividades de Chevron Corp. en la selva ecuatoriana acudieron a Estados Unidos en un esfuerzo por recabar apoyo para su causa, una actividad que se ha convertido en un rito anual.

Por cuarto año consecutivo, un puñado de los 30.000 habitantes de la selva e indígenas del Amazonas representados en una demanda colectiva contra Chevron han protestado en la reunión de accionistas de la empresa. La demanda busca obligar a la segunda mayor compañía petrolera estadounidense a que pague aproximadamente 6.000 de dólares en costos de limpieza.

El esfuerzo de este año para presionar a Chevron a llegar a un arreglo en la demanda está encabezado por Pablo Fajardo, un ex agricultor ecuatoriano que hace dos años se convirtió en el principal abogado en el caso contra la compañía petrolera. La revista Vanity Fair publicó en mayo un extenso artículo sobre la cruzada al estilo David y Goliat encabezada por Fajardo.

Valiéndose de un intérprete, el abogado dijo el martes que decidió acudir a California por primera vez en su vida con el fin de atraer más atención a la forma en que Chevron se comporta fuera de Estados Unidos.

Fajardo, de 34 años, aseveró que la gente que lo respalda no quiere dinero, sino sólo vivir su vida con dignidad, y denunció que las operaciones de Chevron en Ecuador están contribuyendo "a la destrucción de la humanidad".

En un comunicado emitido el martes, Chevron dijo que Fajardo y otros abogados opositores han distorsionado constantemente los hechos del caso en un intento "para extraer un acuerdo al atacar la reputación e integridad de Chevron".

Como preludio al enfrentamiento, los ecuatorianos esperaban atraer hacia su causa a un poderoso aliado político, el gobernador Arnold Schwarzenegger, que ha estado en el candelero atención nacional por promover políticas favorables al medio ambiente. Chevron le ha dado al gobernador más de de 600.000 dólares en contribuciones políticas desde el 2003.

Schwarzenegger declinó la solicitud de los ecuatorianos para reunirse con él debido a que tenía otros compromisos en su agenda, dijo el martes su portavoz Aaron McLear. El gobernador les ofreció organizar una reunión con uno de sus principales asesores, pero ese gesto fue rechazado, agregó McLear.

Chevron ha negado firmemente tener cualquier responsabilidad en el daño ambiental y en lugar de ello ha culpado al gobierno ecuatoriano, que era el accionista mayoritario en una operación conjunta para extraer petróleo que estuvo en funcionamiento de 1964 hasta 1992.

La disputa lleva 14 años en las cortes. Los abogados que luchan contra Chevron dicen que los pobladores ecuatorianos siguen muriendo de cáncer y padecen otros problemas de salud graves provocados por los 70.028 millones de litros (18.500 millones de galones) de agua con residuos de petróleo que según la demanda fueron vertidos sobre más de 4.403 kilómetros cuadrados (1.700 millas cuadradas) de selva.

Fajardo aún espera convencer a Schwarzenegger a que visite Ecuador, de forma que pueda ver personalmente el daño provocado por las selvas envenenadas del país. Schwarzenegger aún no ha tenido oportunidad de revisar todo el material que Fajardo le envió, pero piensa emitir una "respuesta muy exhaustiva" después de que lo haga, indicó McLear.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?