| 11/6/2007 12:00:00 AM

Ecuador pagará menos deuda si inversión social lo requiere

Hasta agosto del 2007, la deuda total del país era de unos 13.395 millones de dólares, según datos del Banco Central y en el presupuesto actual se destinaba el 28% para su pago, pero para el año entrante el proyecto presupuestario lo rebaja al 20%.

Quito.- El presidente Rafael Correa afirmó el lunes que su gobierno está dispuesto a reducir unilateralmente los pagos de la deuda externa de Ecuador, si esos recursos hacen falta para atender sectores como el educativo.

El presidente hizo la afirmación al anunciar la creación de 12.000 partidas presupuestarias para incorporar a igual número de nuevos maestros, una medida que costará 60 millones de dólares al año.

"En caso de no tener el dinero para cubrir esta inversión, otra opción será reducirle el pago al capital del servicio de la deuda", afirmó el mandatario en su discurso.

El mandatario también aprovechó para criticar a la "educación privada de elite", pues considera que los colegios que cobran más de 300 dólares mensuales "no es que buscan educar, buscan, les insisto, perpetuar la intríngulis social". Anunció que impulsará un impuesto que grave las pensiones educativas que superen ese monto.

El Banco Central informó en un comunicado que la reserva monetaria de Ecuador llegó a finales de octubre a 3.907 millones de dólares, la cifra más alta desde que este país asumió al dólar como moneda en el año 2000.

El presidente Correa, durante su cadena radial de los sábados, aseguró que la reserva monetaria "no sirve para nada con la dolarización" porque Ecuador no tiene moneda nacional que deba ser respaldada con ese fondo.

Dijo que esperaba que la Asamblea Constituyente, que debe instalarse este mes con una amplia mayoría oficialista, apruebe reformas para que esa reserva pueda ser utilizada en inversión pública.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?