| 4/10/2012 4:11:00 PM

Ecuador ofrece el avión presidencial a la CIDH para que visite el país

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, ofreció hoy ayuda a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que su pleno visite su país para constatar la situación de la libertad de expresión, incluso con el uso del avión presidencial.

Quito - "Nosotros podemos contribuir de alguna manera para que puedan desplazarse y ayudarles, incluso con el avión presidencial. Ojalá vengan todos, nuestra invitación es a todos los miembros del pleno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", dijo el ministro en un comunicado distribuido por la cancillería.

El pasado 30 de marzo la CIDH informó que aceptaba la invitación del Gobierno de Ecuador, pero dijo que no había decidido aun si iría el pleno completo, dado que "por razones financieras" a las visitas suele enviar únicamente al relator del país que la pide.

El Gobierno de Ecuador mantiene una posición muy crítica con respecto a la Comisión, a la que ha acusado de interferir en su sistema judicial y de extralimitarse en sus funciones al emitir medidas cautelares para los cuatro procesados en el caso contra el diario El Universo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, los enjuició por una columna que consideraba calumniosa, pero tras ganar el proceso los perdonó.

"Si existe problema de presupuesto y nosotros podemos de alguna manera solucionar, lo haremos con mucho gusto", enfatizó el ministro sobre la visita de la CIDH.

Recalcó que la invitación es "para que vengan a constatar cómo en el Ecuador se trabaja intensamente por el impulso y la vigencia de los derechos humanos", incluida la libertad de expresión, según el comunicado.

Patiño dijo que su país está a la espera de la respuesta de la CIDH, que es un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) con sede en Washington.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?