| 12/2/2007 12:00:00 AM

Ecuador: Millonarias pérdidas deja paro petrolero

Al menos 10 millones de dólares dejó en pérdidas una paralización de cuatro días en campos de la Amazonia que impidió extraer unos 36.000 barriles de petróleo, informó el sábado el presidente Rafael Correa.

QUITO  _ "Se acabó la anarquía, aquí va a primar la ley... no puedo permitir que un grupo de vándalos, de terroristas, de desquiciados, traidores a la Patria... nos hagan esto", afirmó el mandatario durante su programa radial sabatino.

Informó que la paralización que se realizó hace una semana en la provincia de Orellana, a 170 kilómetros al sureste de Quito, dejó pérdidas de "10 millones (de dólares) por lo menos", por lo que se iniciarán juicios por sabotaje contra quienes obligaron a cerrar los pozos petroleros.

Correa, quien decretó el jueves la emergencia para la empresa estatal Petroecuador, defendió la tarea de los militares que acudieron a esa localidad para tomar el control de la situación.

Una de las represalias que Correa tomó por la paralización de la producción petrolera fue el despido el jueves del presidente de Petroecuador Carlos Pareja.

Habitantes de comunidades amazónicas se tomaron instalaciones petroleras reclamando al gobierno por no pagar a una empresa que realizaba obras de mantenimiento vial en la zona y que había suspendido sus operaciones.

Correa encargó la investigación sobre la supuesta "negligencia" pero dijo que no se justifica una medida de esa naturaleza por lo que se sancionará a los responsables del paro.

El principal producto de exportación de Ecuador es el petróleo, con cuyas divisas se financia alrededor del 30% del presupuesto fiscal. Este país produce unos 507.000 barriles de crudo diarios.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?