| 9/5/2007 12:00:00 AM

Ecuador lamenta que TLC no sea en bloque con Perú y Colombia

Los tres países iniciaron en mayo de 2004 las negociaciones en bloque con Estados Unidos. En la medida en que avanzó el proceso, Colombia y Perú empezaron a negociar individualmente y Ecuador se empantanó por alegaciones estadounidenses de tratamiento injusto a empresas estadounidenses.

Washington.- Ecuador tiene una "posición positiva" frente a las inversiones extranjeras y lamenta que no haya podido negociar "en bloque" con Perú y Colombia un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, dijo el miércoles Mauricio Dávalos, ministro coordinador de políticas económicas y de producción.

"Como están concebidos los tratados negociados no son verdaderamente de libre comercio", dijo. "Contienen elementos que no crean libre comercio sino desvían el comercio".

Colombia y Perú culminaron sus negociaciones por separado y Ecuador ha dicho reiteradamente que no las reanudará. Dávalos, participando en un foro sobre comercio e inversiones en Latinoamérica promovido por la Corporación Andina de Fomento, dijo que como consecuencia de esa división, Ecuador ha salido comercialmente perjudicado.

Dijo que el tratado con Colombia obliga a que los compradores colombianos de soya, maíz, arroz, trigo y frijoles adquieran esos productos en Estados Unidos y cierren los mercados que inicialmente les proporcionaban, como Ecuador.

"Eso es desviación de comercio, no es libre comercio", declaró Dávalos a reporteros. "Si se hubiera negociado en grupo los tres países frente a los Estados Unidos eso no debió haber ocurrido".

Dijo que una vez esté en aplicación el tratado, Ecuador ya no le proveerá a Colombia maíz, arroz y frijoles, por lo que "saldremos perjudicados".

"Yo lamento que no se haya negociado en bloque", agregó.

Indicó que en un intento de no incurrir en una situación similar, la Comunidad Andina de Naciones, que además de los tres países integra también Bolivia, estaba negociando en bloque un acuerdo comercial con la Unión Europea. Dávalos, hablando con reporteros, refutó las alegaciones estadounidenses de que el retiro de Estados Unidos del diálogo sobre libre comercio se debía a hostilidades del gobierno ecuatoriano hacia las empresas extranjeras.

"La posición del gobierno del presidente (Rafael) Correa con respecto a las empresas extranjeras es definitivamente positiva", agregó. "Naturalmente la inversión extranjera debe cumplir con las leyes del país". Dijo que en el caso específico de la Occidental Petroleum, a la cual las autoridades le rescindieron un contrato de operaciones en plena negociación de libre comercio alegando que estaba subcontratando sus beneficios a terceros, "la Oxy había quebrantado la ley".

"La reacción de los Estados Unidos fue una reacción que... me parece inconveniente, por decir lo menos".

Dávalos dijo que Ecuador estaba en diálogo "con diferentes estratos del gobierno estadounidense en busca de negociar un acuerdo que no sea estricta ni exclusivamente de comercio, de apertura de mercados, sino un acuerdo más que nada de asociación".

En ese acuerdo se deben incluir "muchos otros elementos complementarios, especialmente de cooperación, y obviamente teniendo en cuenta la realidad (económica) del Ecuador y de los Estados Unidos".

"No se puede hablar de una apertura total de mercados cuando los Estados Unidos mantiene subsidios en materia agrícola y mantiene barreras fito y zoosanitarios que impiden que la mayor parte de nuestros productos agropecuarios no puedan entrar así haya libre comercio", dijo. "Entonces, para qué se negocia una apertura total de mercado si por las barreras no va a ser así".

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?