| 7/9/2010 11:05:00 AM

Ecuador insiste en "exigir" a Colombia una presencia estable en la frontera

El Gobierno ecuatoriano, que mantiene una veintena de destacamentos militares a lo largo de la divisoria, se queja de que en el lado colombiano no haya puestos estables para controlar las actividades ilegales.

Quito.- El ministro ecuatoriano de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, señaló hoy que Ecuador no va "a disminuir la exigencia" a Colombia para que tenga una presencia militar "estable" y "permanente" en su lado de la frontera común.

Carvajal enfatizó ese aspecto en una entrevista con el portal web Ecuadorinmediato.com, tras las declaraciones del mandatario colombiano, Álvaro Uribe, quien señaló que la entrega de información de inteligencia a Ecuador, demuestra que Colombia no ha abandonado la vigilancia de su frontera.

Uribe dijo el miércoles pasado que "gracias a información" facilitada por Colombia, Ecuador capturó esta semana un pequeño submarino, utilizado para el narcotráfico, en una región selvática costera cercana a la línea limítrofe.

A juicio del mandatario, ese intercambio de datos demostró que "no es que Colombia esté abandonando la frontera", tal y como se queja el Gobierno ecuatoriano, sino que, "al contrario, es que estamos cooperando, como tiene que ser entre los países".

Sin embargo, Carvajal señaló que el operativo que dio lugar al hallazgo del submarino fue "un logro de la Policía y las Fuerzas Armadas ecuatorianas", basadas en datos de la inteligencia de Ecuador, "con informaciones también internacionales".

Apuntó que el Estado valora ese intercambio y calificó como "un hecho importante" que se comparta "alguna información de inteligencia", pero puntualizó que esa cooperación "no significa que (Colombia) tenga presencia militar territorial".

Ecuador y Colombia comparten una línea divisoria cercana a los 720 kilómetros, la mayor parte en las selváticas zonas amazónicas y costeras, donde actúan grupos ilegales armados y bandas de narcotraficantes y delincuentes.

Carvajal afirmó que las operaciones móviles colombianas, que recorren ríos fronterizos, son relevantes, pero remarcó que "sería mucho más importante que tengan presencia estable, permanente en su territorio" y "no solamente una nave que circula de vez en cuando (...), que deja unos cuantos militares cuando hay elecciones".

Esa presencia constante colombiana "sería mucho más importante para los dos países, para estabilizar fronteras y que esa frontera sea un punto de desarrollo de Colombia y de Ecuador y no un punto de inestabilidad en donde se cuecen todo tipo de negocios ilegales", agregó.

Carvajal también replicó unas declaraciones de Uribe, en referencia a que le preocupa que "el presidente (de Ecuador, Rafael) Correa esté mal informado", al considerar que existe una ausencia del Estado colombiano en la zona fronteriza.

"Creo que las declaraciones del presidente Uribe respecto a la mala información que tiene el presidente Correa no se ajustan a la realidad; hemos siempre valorado mucho la cooperación en información pero el presidente Correa sí está muy informado sobre la necesidad de que Colombia (...) tenga mayor presencia territorial", explicó.

Resaltó como "muy buena" la posibilidad de que Uribe fuese a Ecuador a visitar la zona fronteriza, "para que él mismo pueda, en el campo, darse cuenta, mirando, que al frente de los destacamentos ecuatorianos no existen unidades ni destacamentos permanentes colombianos".

Finalmente, subrayó que Ecuador considera el trabajo contra el narcotráfico y el crimen organizado transnacional como "una lucha de esfuerzos nacionales y de cooperación internacional respetuosa" y que esa ayuda "se la da para enfrentar una amenaza común, no para buscar palmas", apostilló.

 

 

 EFE


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?