| 1/5/2011 1:15:00 PM

Ecuador: Gobierno analiza optimizar subsidios

El gobierno del presidente Rafael Correa analiza optimizar la eficiencia de los subsidios estatales, que llegan a unos US$4.000 millones, y dirigirlos a los sectores más pobres, se informó oficialmente el miércoles.

Quito.- La ministra Coordinadora de la Producción, Nathalie Celi, dijo a la red de televisión Ecuavisa que el mandatario "nos ha delegado un plan de optimización de subsidios. Una vez que ese plan esté diseñado, consensuado y aprobado por el presidente... empezaremos su discusión interna".

Entre los principales subsidios están los US$2.000 millones que el gobierno destina a la importación de combustibles fósiles, 636 millones del subsidio conocido como bono solidario dirigido a los más pobres y un bono para adquirir vivienda de US$5.000 por familia.

Los US$4.000 millones representan alrededor del 16,7% del presupuesto total del Estado, que este año fue establecido en 23.950 millones.

Correa dijo días atrás que quiere focalizar el subsidio en los sectores más pobres debido a que la estructura actual beneficia también a quienes tienen más dinero al no haber forma de discriminar a pobres o ricos cuando compran gas o gasolina.

Entre los principales subsidios están los US$2.000 millones que el gobierno destina a la exportación de combustibles fósiles, 636 millones del subsidio conocido como bono solidario y dirigido a los más pobres del país y un bono para adquirir vivienda (US$5.000 por familia).

Los US$4.000 millones representan alrededor del 16,7% del presupuesto total del estado, que este año fue establecido en 23.950 millones.

El subsidio a la gasolina y al gas de uso doméstico es una cuestión sensible para el gobierno, porque la alteración del precio de cualquiera de esos productos acarrearía una modificación en el valor de los alimentos.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?