| 11/8/2007 12:00:00 AM

Ecuador gasta US$1.800 millones en subsidios a combustibles

El presidente de Petroecuador, Carlos Pareja, en declaraciones a la red de televisión Teleamazonas, afirmó que a inicios de año el gobierno aprobó el gasto de 2.320 millones de dólares en la importación de combustibles, pero "nos estamos acercando a 2.800 millones de dólares de importaciones".

Quito.- Ecuador destina 1.800 millones de dólares al año para subsidiar combustibles, una cifra que creció unos 310 millones desde comienzos de año debido al encarecimiento del precio de petróleo, informó el miércoles una fuente oficial.

En Ecuador, el gobierno mantiene el monopolio estatal de la importación de combustibles debido al subsidio que se les aplica.

Pareja reveló que a raíz del encarecimiento del petróleo, "el subsidio total debe estar en unos 1.800 millones de dólares" anuales. A comienzos de 2007 Petroecuador estimaba que la subvención sería 1490 millones de dólares.

El presidente de la petrolera estatal mencionó el caso del diesel, que en enero se adquiría en 71 dólares cada barril de 42 galones que ahora cuesta 102 dólares, no obstante en Ecuador se vende a 70 centavos de dólar el galón cuando su precio real es de 2,43 dólares.

Ecuador es el quinto productor Sudamericano de crudo con 507.000 barriles diarios, entre la estatal y las empresas privadas, con cuyas divisas financia alrededor del 30% del presupuesto fiscal.

Pareja dijo que la producción de crudo llegará a 180.000 barriles diarios a fin de año y que para el 2008 se espera incrementar la producción en 10.000 barriles más por día.

En julio el gobierno lanzó un plan para reducir el contrabando de combustibles "subsidiados" principalmente hacia Colombia y Perú, que le generan pérdidas por 500 millones de dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?