| 11/28/2007 12:00:00 AM

Ecuador espera inversión de China e Indonesia

el presidente de ese país, Rafael Correa, añadió que India y Vietnam son otros países con los cuales deben estrechar más las relaciones.

Quito_  Ecuador espera inversión en el sector petrolero por parte de empresas estatales de China e Indonesia, dijo el miércoles el presidente Rafael Correa, quien hace poco estuvo de gira por esos países.

Agregó que espera por parte de ambos países "lo más rápido posible una oferta adecuada" para la explotación de los denominados campos petroleros maduros (que han sido explotados por años).

"Eso significa no solo dar un negocio, significa establecer lazos con esos países", señaló en una rueda de prensa.

Correa explicó que la prisa se debe a que por los altos precios del petróleo Ecuador no quiere seguir perdiendo grandes cantidades de dinero por la falta de explotación del crudo, principalmente en la Amazonia. En ese sector están las mayores reservas de crudo del país.

Señaló que la política de su gobierno tiene como "prioridad alianzas estratégicas con países amigos y con empresas públicas", aunque eso no implica necesariamente dejar de lado al sector privado, que sería bien recibido si presenta una buena oferta.

El mandatario regresó el martes de una gira por China e Indonesia y expresó su esperanza en que la empresa petrolera de este último país, pueda ayudar a Ecuador en la explotación de importantes reservas de gas en el Golfo de Guayaquil.

Añadió que India y Vietnam son otros de los países con los cuales "tenemos que estrechar muchísimo las relaciones".

El principal producto de exportación de Ecuador es el petróleo, con cuyas divisas financia alrededor del 30% del presupuesto fiscal. Este país produce unos 507.000 barriles de crudo diarios y es el quinto productor de Sudamérica.

 

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?