| 6/13/2008 12:00:00 AM

Ecuador dice no tiene afán en reponer lazos con Colombia

Quito.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el jueves que no tiene "afán" en restablecer las relaciones diplomáticas con Colombia e insistirá en exigir reparaciones por los daños de una incursión militar colombiana en su territorio para atacar un campamento de las FARC.

La declaración de Correa se produce en momentos en que Quito y Bogotá se preparan para retomar los lazos formales a nivel de encargados de negocios en el corto plazo, luego de meses de tensiones políticas entre los países vecinos.

"No tenemos ningún afán de restablecer las relaciones diplomáticas, fuimos los agredidos, entonces estamos en pleno derecho de poner condiciones," dijo Correa en una entrevista con un canal local de televisión.

Ambos países mantienen rotos sus lazos formales desde inicios de marzo, cuando miembros del Ejército colombiano incursionaron en territorio ecuatoriano para destruir un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ecuador ha condicionado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Colombia al pago de reparaciones por la muerte de varios civiles en el operativo, en el que feneció el líder guerrillero Raúl Reyes, junto a otras 24 personas.

"Es un hecho simbólico, a nadie le interesa el dinero, sino dejar sentado que hubo una agresión y se lleva las compensaciones del caso," agregó el mandatario, a quien Bogotá ha acusado de mantener supuestos vínculos con las fuerzas rebeldes colombianas.

Colombia ha dicho que no pagará ningún tipo de reparaciones y que el tema no está en discusión dentro de los diálogos para reanudar los lazos diplomáticas con su vecino. Los cancilleres de ambos países preven reunirse en un lugar de la frontera a fines de junio para oficializar un acuerdo.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?