| 5/12/2009 12:00:00 AM

Ecuador dice podría recomprar bonos a precios diferentes

(NUEVA YORK) Ecuador dijo el martes que podría recomprar sus dos bonos globales en moratoria de pago que vencen en el 2012 y el 2030 a precios diferentes, para retirar del mercado tanta deuda como sea posible.

En una carta a los tenedores de bonos, la ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, dijo que habrá un equilibrio entre los precios que Ecuador pagará por los bonos y el volumen que pueda comprar en la subasta.

"No descartamos ningún precio desde el inicio", escribió la ministra en la carta. "Nuestro objetivo es reunir una participación sustancial, siempre y cuando esta sea consistente con nuestros recursos financieros", agregó.

Ecuador declaró una moratoria de pago sobre sus bonos 2012 y 2030 después de que el presidente Rafael Correa se negara a pagar los intereses de esos papeles en diciembre, afirmando que fueron emitidos con irregularidades.

El país ofrece ahora recomprar los bonos al precio mínimo de 30 centavos por dólar mediante una subasta holandesa modificada. Las ofertas de los inversionistas serán tomadas hasta el viernes y el precio final de venta será decidido alrededor del 26 de mayo.

Al responder a una serie de interrogantes de los inversionistas en la carta, Viteri se negó a confirmar si Ecuador ya había recomprado en el mercado parte de los bonos en mora, como consideran algunos analistas.

Viteri destacó que el Gobierno "tiene el derecho a comprar o adquirir bonos de cualquier manera", agregando que "cualquier anuncio que se requiera será hecho en el momento apropiado".

Esa respuesta, dijo el economista de Goldman Sachs Alberto Ramos, "puede ser interpretada como el reconocimiento implícito de que el Gobierno sí ha recomprado parte de la deuda en mora, lo que genera serios cuestionamientos sobre la integridad del proceso".

 

 


(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?