| 11/18/2008 12:00:00 AM

Ecuador dice podría no pagar deuda ilegal.

QUITO- El Gobierno ecuatoriano dijo el martes que evalúa varias opciones respecto de los miles de millones de dólares en deuda pública sobre los que investiga su legalidad, lo que incluye no pagarlos.

La nación petrolera, el miembro más pequeño de la OPEP, está bajo presión por la fuerte caída de los precios del crudo, que implicaría menos ingresos para financiar los planes sociales del presidente nacionalista Rafael Correa, dirigidos a subsidios para los sectores desposeídos.

El jueves, una comisión auditora establecida para investigar si la deuda externa ecuatoriana, que ronda los 10.000 millones de dólares, fue contraída de forma legal y legítima presentará su informe.

En una entrevista televisiva, la ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, reiteró que la decisión final sobre la legalidad de los pasivos dependerá del informe de la comisión, y de las recomendaciones que realicen juristas nacionales y extranjeros sobre las alternativas que tendría el Gobierno.

"No descartamos ninguna opción", dijo Viteri al ser consultada sobre si el país podría suspender el pago de sus obligaciones o acudir a juicios internacionales.

"Es importante que una comisión de juristas internacionales y nacionales evalúen si esos hallazgos son realmente observadores de una decisión más allá del simple pagar o no pagar", agregó.

Ecuador, que en 1999 incumplió con el pago de deuda por 5.800 millones de dólares en medio de una crisis bancaria, mantiene en vilo a los inversores respecto de las decisiones que adoptaría sobre su futura política financiera.

El viernes pasado, Quito decidió usar un período de gracia antes de pagar un cupón de sus bonos Global 2012, a la espera del informe sobre la deuda.

"Las declaraciones que emanan del Gobierno siguen ambiguas y llenas de retórica, como ha sido reconocido por las principales agencias calificadoras y el mercado", dijo el analista Alberto Ramos de Goldman Sachs, en una nota a clientes.

EL PAIS GANA

La funcionaria, quien aseguró el mes pasado a Reuters que el país se comportará de manera responsable mientras evalúa el informe, dijo que los indicios encontrados por la comisión apuntan a una "ilegalidad" y no sólo a una "ilegitimidad" de algunos tramos de la deuda externa.

En informes preliminares, la comisión ha calificado de "ilegítima" la deuda bajo los bonos Global 2012, 2015 y 2030, pero auditores señalaron a Reuters que los Global 2015 quedarían fuera de las recomendaciones por falta de tiempo para estudiarlos.

Viteri defendió el proceso emprendido por el Gobierno, pese al desplome que muestran los bonos ecuatorianos y el aumento del riesgo país a niveles registrados cuando declaró la moratoria a fines de la década pasada.

"Ganamos la opción de decirle al mundo entero y de pelear el hecho de que no tenemos que seguir pagando 3.800 millones de dólares. Ganamos el hecho de que Ecuador será un país soberano", agregó la funcionaria a medios impresos locales.

Ecuador evalúa además acudir a tribunales internacionales para reclamar la deuda observada.

Correa, un popular líder nacionalista, señaló el fin de semana que seguirá la recomendación de la comisión y que suspendería el pago de los Global si cuenta con bases para hacerlo, pese a los efectos que pueda acarrear su decisión.

El Gobierno no ha detallado a qué cortes podrían acudir.

La ministra dijo que el país aún no recibe síntomas del malestar del mercado tras la decisión de usar el período de gracia y que las líneas de crédito aún se mantienen para el sector productivo y financiero del país.

Viteri señaló además que contactará a otros países, entre ellos Venezuela, para elaborar estrategias que le permitan al Gobierno superar los efectos de la crisis mundial. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?