| 9/7/2007 12:00:00 AM

Ecuador destaca quejas de colombianos por fumigaciones

Colombia suspendió desde febrero las fumigaciones aéreas porque terminó con el ciclo programado y su presidente, Alvaro Uribe, ha dicho que de comprobarse daños a la salud por las aspersiones, su país pagará indemnizaciones.

Quito.- Las denuncias de colombianos afectados por las fumigaciones aéreas que realiza el gobierno de su país dan "una señal más" de que los reclamos y la posición ecuatoriana es la "correcta", aseguró el viernes la canciller María Fernanda Espinosa.

"Hemos tenido ya en estos meses un contacto permanente y directo" con organizaciones colombianas que coinciden con Ecuador en sus quejas por las aspersiones, señaló la canciller en una rueda de prensa.

Ecuador sostiene que las aspersiones aéreas con glifosato que Colombia realiza para acabar con sembríos de hoja de coca en el lado colombiano de la frontera afectan la salud de las personas y animales y dañan cultivos de su lado.

Por su parte, Colombia defiende que el químico es inocuo.

La canciller no identificó a esas organizaciones que se quejan por las fumigaciones, ni precisó los sectores en donde tienen sus respectivas sedes.

"Esto simplemente lo que hace es dar una señal más de que la posición ecuatoriana es una posición correcta en el sentido no solamente de la defensa de su soberanía, sino de reparar los daños hechos por siete años de aspersiones", señaló.

Ecuador ha solicitado a Colombia que detenga definitivamente las tareas de aspersiones aéreas y demanda que su país vecino indemnice a los afectados.

Ecuador también trabaja en la demanda que presentará contra Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el tema que ha provocado varios roces diplomáticos.


AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?