| 11/5/2007 12:00:00 AM

Ecuador defiende relación comercial con Irán

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad estuvo en Ecuador en enero para la toma de posesión del presidente Rafael Correa, quien también se ha referido a la posibilidad de que Irán abra una oficina comercial en Quito.

Quito_  Ecuador defendió el lunes una naciente relación comercial con Irán aduciendo que otros países no solo tienen relaciones comerciales sino diplomáticas con ese país.

El ministro de Agricultura, Carlos Vallejo, afirmó en la red de televisión Teleamazonas que "estamos buscando el mercado de Irán y la ampliación del mercado chino para el banano, no veo nada de malo".

"Eso es una ventaja, el mundo cambia hay una apertura comercial y me parece bien, Colombia tiene relaciones diplomáticas no solo comerciales, Costa Rica, Guatemala y México tienen relaciones comerciales ... Chile tiene relaciones diplomáticas", expresó.

Vallejo preguntó "¿por qué Ecuador no puede tener relaciones comerciales para que nos compren más banano?".

Aseguró que también es interés de Ecuador que China compre más banano para compensar una balanza comercial deficitaria en 700 millones de dólares con ese país.

Agregó que los acercamientos comerciales con Irán y China se basan en "políticas que fomentan la producción (en Ecuador)".

Hace un mes, la canciller María Fernanda Espinosa, dijo que Ecuador tiene interés en establecer relaciones comerciales con Irán, cuyo gobierno ha señalado la posibilidad de establecer una oficina comercial en Ecuador.

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad estuvo en Ecuador en enero para la toma de posesión del presidente Rafael Correa, quien también se ha referido a la posibilidad de que Irán abra una oficina comercial en Quito.

Ecuador e Irán no tienen relaciones diplomáticas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?