| 11/25/2008 12:00:00 AM

Ecuador debatirá legalidad de su deuda externa en tribunales internacionales.

QUITO- Ecuador planea cuestionar la legalidad de la deuda externa en los tribunales internacionales y no actuará fuera de la ley, dijo el martes la ministra de Relaciones Exteriores, María Salvador.

Este mes, el Gobierno de Ecuador aumentó el riesgo de que el país se declare en cesación de pagos al amenazar con no cancelar la deuda "ilegal".

El Gobierno ha señalado los bonos globales de casi 4.000 millones de dólares de la nación como ilegales y demoró los pagos de intereses de uno de esos bonos, mientras decide sobre su próximo paso.

"El informe de auditoria (sobre deuda) detecta una serie de problemas de eventuales responsbilidades e ilegalidades que... tiene que ser sometido a autoridades competentes en el tema interno a la fiscalía general y en el tema externo eventualemente a demandas y juicios en el exterior", dijo Salvador a una radioemisora local.

"Quiero ser muy clara y franca: el Ecuador no va a actuar nunca fuera de derecho; nosotros nos sometemos a las reglas del derecho", agregó.

La ministra no fue específica sobre si Ecuador detendrá los pagos de sus bonos soberanos, si decide buscar la suspensión de obligaciones por medio de los tribunales internacionales.

Ecuador enfrió los lazos con su aliado Brazil la semana pasada, después de haber presentado una demanda internacional para detener los pagos por un préstamo de 320 millones de dólares de un banco estatal brasileño, al que el Gobierno izquierdista acusa de contrato ilegal.

Salvador reiteró en la misma entrevista que su Gobierno esperará que una corte internacional dictamine sobre la legalidad de un préstamo brasileño para detener los pagos. 


 (Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?