| 5/22/2007 12:00:00 AM

Ecuador: cuestionan sostenibilidad de política económica

El propósito del gobierno del presidente Rafael Correa de fomentar una mayor intervención del Estado en la economía y de expandir el gasto fiscal no es sostenible en el largo plazo, advirtió el gerente del Banco Central, Mauricio Pareja.

Quito.- El funcionario expresó el martes la necesidad de "alertar" a la opinión pública sobre la política del gobierno, en funciones desde hace cuatro meses, de "una mayor intervención, una mayor participación del Estado". "Yo considero que eso tiene un riesgo en el largo plazo, que es la sostenibilidad".

También habló de los proyectos del gobierno, principalmente sobre los incrementos de bonos de pobreza, de vivienda, microcréditos y las declaratorias de emergencia en varios sectores que permiten liberar recursos inmediatamente sin trámites burocráticos.

"Cuán sostenible es mantener esos niveles de mayor presencia del Estado", se preguntó en una reunión con periodistas.

"Esto no va a ser sostenible, ese es el riesgo... el tema de la liquidez se vuelve crucial", añadió Pareja.

Sin embargo, el funcionario, cuya renuncia debe ser aceptada en los próximos días por el directorio del banco, aclaró que de aquí al año 2008 no avizora "realmente un escenario en el que pueda haber un problema de liquidez desde el punto de vista de recursos en la economía".

Se refirió, por ejemplo, a la realidad de los altos precios de petróleo en el mercado internacional que favorecen a Ecuador, ya que es su principal producto de exportación y su venta financió alrededor del 30% del presupuesto del 2006, además que genera recursos adicionales no presupuestados por la fluctuación del precio.

Reiteró que según las proyecciones para este año se estima que la economía crecerá 4,1% y la inflación no superará el 3%.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?