| 10/1/2007 12:00:00 AM

Ecuador: Correa propone adelantar elecciones

De acuerdo con resultados preliminares de un conteo rápido de votos de la organización no gubernamental Participación Ciudadana, el partido Alianza PAIS, de Correa, cuenta con 72 de los 130 escaños de la Asamblea Constituyente, lo que le aseguraría el control de la agenda en el organismo, de amplios poderes.

Quito.- El presidente Rafael Correa, cuyo partido ganó ampliamente las elecciones de una Asamblea Constituyente el domingo, según cifras extraoficiales, señaló el lunes que es partidario de que el nuevo organismo convoque a elecciones anticipadas de presidente, vicepresidente y legisladores.

Las cifras extraoficiales determinan que por primera vez en años el oficialismo en este país obtiene una contundente mayoría en elecciones, lo que vino a ratificar el gran respaldo popular al presidente y el colapso de los partidos políticos. Los resultados oficiales se esperan para dentro de 20 a 30 días.

"Es la victoria más clara en América Latina, más contundente, en el caso ecuatoriano ... en esta clase de elecciones la historia no recuerda un triunfo más arrollador", aseguró Correa en una reunión con la prensa extranjera. Al ser consultado acerca de si Ecuador podría tener elecciones anticipadas, Correa afirmó que eso decidirá la asamblea "pero al menos (para) presidente, vicepresidente y legisladores (debe haber elecciones), porque habrá una nueva constitución".

El ex presidente peruano Alejandro Toledo, de la misión observadora del Centro Carter dijo en una rueda de prensa que Correa "ha obtenido un resultado contundente a su favor", y que el resultado refleja "una gran expectativa sobre lo que se producirá con esa constitución pero al mismo tiempo es una enorme responsabilidad".

Desde su sede en Atlanta, el Centro Carter dijo en un comunicado que "el pueblo de Ecuador ha dado muestras de su profunda vocación democrática al acudir masiva y pacíficamente a las urnas para elegir a sus representantes ante la Asamblea Constituyente".

Sin embargo, señaló que en la elección hubo algunos problemas tales como retrasos en la apertura de algunas mesas de voto, falta de coordinación para resolver problemas organizativos, propaganda política por parte de algunos candidatos el mismo día de las elecciones y "actos aislados de violencia, como el ocurrido en el recinto Cabo de San Francisco en Muisne".

"Estas circunstancias, si bien no han empañado la jornada cívica del domingo 30 de septiembre, constituyen llamados de atención que deben ser tomados en cuenta al tiempo de seguir perfeccionando el sistema electoral del país", dijo el Centro Carter.

Correa reiteró que los miembros de su gobierno pondrán sus cargos a disposición de la asamblea. Ratificó que el diálogo está abierto con todos los sectores pero descartó acercamientos con sus principales rivales políticos, el magnate bananero Alvaro Noboa y el ex presidente Lucio Gutiérrez, a quienes culpó de los problemas del país.

Los partidos de esos líderes escoltan al partido de Correa con siete y 16 escaños, respectivamente, en la elección de asambleístas. El presidente negó cualquier intento totalitario de su parte y descartó seguir modelos políticos extranjeros, en una clara alusión a acusaciones de los opositores de que busque imitar al presidente venezolano Hugo Chávez, con quien mantiene amistad y coincidencias ideológicas.

También aseguró que la mayoría gobiernista dará paso a la disolución del Congreso.

Respecto a sus opositores, manifestó que "hay un antiguo poder que se está derrumbando ... es imposible contentar a esa gente que se ha creído dueña del país y hoy ve que se le va el poder las manos. Si ellos están nerviosos tómense una valium".

La asamblea, que tiene que instalarse en octubre o noviembre, deberá reestructurar el Estado, redactar la vigésima Constitución del país y terminar con la inestabilidad política de la última década, en la que tres mandatarios elegidos en las urnas fueron derrocados en medio de protestas callejeras que reclamaban sus renuncias.

Correa dijo que la economía dolarizada del país "es insostenible" pero aclaró que "en estos cuatro años (de gobierno) se sostendrá la dolarización" aunque deberá buscarse una salida a ese esquema "a mediano y largo plazo".

Respecto a la posibilidad de que Ecuador pueda llegar a una crisis de la asamblea como en Bolivia, Correa explicó que el presidente Evo Morales "cayó en una trampa garrafal ... (aceptar) que se aprueben reformas constitucionales con dos tercios de la asamblea". "Nosotros no cometimos ese error", añadió, en referencia a que en Ecuador, los artículos de la constitución se aprobarán por mayoría simple, que tendría el partido oficialista.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?