| 2/12/2010 3:00:00 PM

Ecuador anuncia promoción internacional a proyecto ambientalista

La promoción del mayor proyecto ambientalista del país, conocido como Yasuní-ITT, se convertirá en causa común del presidente y sus ministros en sus viajes internacionales, dijo el viernes la ministra de Patrimonio, María Fernanda Espinosa.

Quito.-  En declaraciones a corresponsales, afirmó que "estamos tratando de ... capitalizar, usar de manera inteligente los viajes que tienen que hacer los ministros, el vicepresidente, el presidente" quienes van a incluir en su agenda el tema Yasuní-ITT.

Esa iniciativa se dio a conocer en el 2007 con la pretensión de recaudar 3.000 millones de dólares de la comunidad internacional para evitar la explotación en una prístina zona del centro de la amazonia de 846 millones de barriles de crudo.

"Vamos a integrar a cualquier agenda que tenga el canciller (Ricardo Patiño), el componente Yasuní-ITT ... el canciller se va para España, ahí va a haber un grupo técnico del Yasuní-ITT", aseveró.

Espinosa destacó que también se ha coordinado con la agenda del vicepresidente Lenin Moreno, que tiene programado viajar en marzo a Turquía, Dubai e Irán.

El ministro de Recursos no Renovables, Germánico Pinto, en su calidad de presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), tiene la misión de buscar apoyo para el proyecto ambientalista ecuatoriano en ese cartel. Precisó que el presidente Rafael Correa también va plantear la propuesta ambientalista ecuatoriana el 22 y 23 de febrero en la reunión del grupo de Río, en México.

Señaló que a la difusión de la iniciativa se sumarán los embajadores de Ecuador, especialmente en Europa.

Añadió que con los recursos que podrían ingresar de tal propuesta, este país no solo quiere proteger el Yasuní, sino 41 áreas ecológicas protegidas en Ecuador.



AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?