| 5/13/2008 12:00:00 AM

Ecuador: Acusan a Chávez de injerencia en asuntos internos

Quito.- Líderes locales de Guayaquil, la ciudad más grande del país que defiende el régimen de autonomías, rechazaron el martes ser parte de un proyecto separatista, como lo sugirió el presidente Hugo Chávez a quien acusaron de intromisión en asuntos internos.

El gobierno del presidente Rafael Correa, aliado del mandatario venezolano, no ha emitido ningún pronunciamiento oficial.

"El señor Chávez puede haber dicho: 'yo no estoy de acuerdo con movimientos separatistas en ninguna parte, ni en Guayaquil tampoco', eso es una opinión. (Decir) 'Díganme intervencionista porque no me voy a quedar con los brazos cruzados' es que pretende intervenir. Aquí Chávez no va a intervenir", afirmó el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot.

Nebot, en declaraciones al canal Ecuavisa defendió las autonomías como un régimen de desarrollo que termine con el "centralismo".

Dijo que entiende las declaraciones del fin de semana del mandatario venezolano porque "se trata seguramente del gran jefe de este concepto totalitario, antidemocrático y centralista de Latinoamérica".

En su programa "Aló presidente", Chávez había dicho que Estados Unidos está detrás de un plan que busca dividir a Bolivia, Ecuador y Venezuela con aspiraciones separatistas de Santa Cruz, Guayaquil y Zulia, respectivamente.

Comenzaría "un Vietnam, dos Vietnames o tres Vietnames en América Latina", dijo.

"Ahí sí, es verdad, acúsenme de injerencia de una vez. Si algo llega a ocurrir, se rompen las reglas del juego", afirmó Chávez. "Venezuela no se va a quedar de brazos cruzados", añadió.

Guayaquil, a 270 kilómetros al suroeste de Quito, es la ciudad más poblada de Ecuador y aglutina la mayor parte de las actividades comerciales y productivas.

Nicolás Romero representante de la Corporación Guayas, una organización civil que defiende las autonomías opinó, refiriéndose a Venezuela, que "cuando un gobierno se vuelve incapaz de proteger y de alimentar a su pueblo comienza a fabricar fantasmas y comienza a fabricar enemigos y conspiraciones".

Señaló que la organización que representa "siempre ha sido autonomista, nunca ha tenido un propósito oculto" y se enmarca "dentro de la unidad nacional".

Consideró que ante las opiniones del presidente de Venezuela, la cancillería debería emitir una nota de protesta.

La asambleísta Cristina Reyes, de oposición, dijo a radio Sonorama que "el presidente venezolano no tiene por qué meterse en asuntos internos de Ecuador y mucho menos de Guayaquil".

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?