| 2/9/2011 2:30:00 PM

Economías desarrolladas crecerían, pero con más inflación

Las economías más ricas del mundo crecerían más rápido de lo pensado este año, aunque con una mayor inflación y una fuerte probabilidad de que los principales bancos centrales suban las tasas de interés, según indicaron sondeos de Reuters.

Londres - Estados Unidos lideraría la tendencia, pero los economistas también mejoraron sus previsiones para la zona euro y Japón, que eran débiles. Las únicas proyecciones que empeoraron fueron las de la economía británica.

"Mientras los sucesos en el norte de Africa concentraron la atención del mercado, el contexto económico global está mejorando. Los indicadores de crecimiento continúan siendo una sorpresa positiva", dijo Ethan Harris, de Bank of America Merril Lynch.

Los mercados observan de cerca las consecuencias de la creciente inestabilidad política en Egipto y Túnez, que potencialmente podría presionar los precios del petróleo al alza después de que alcanzaron un máximo de 24 meses la semana pasada.

La mejora de las perspectivas de expansión, junto con los aumentos generados por los precios de los alimentos y los costos de la energía y de las materias primas, condujeron a los bancos centrales a comenzar a retirar sus políticas de distensión monetaria o a adoptar una posición más restrictiva.

"Las subidas de tasas de interés clave se aproximan rápidamente (...) Las condiciones financieras siguen normalizándose, incluyendo un inicio de la expansión de la oferta de dinero", dijeron economistas de SEB en una nota de investigación.

"Esto indica que los bancos centrales de los principales países de la OCDE pronto normalizarán sus políticas monetarias para mantener las expectativas inflacionarias bajo control", añadió el texto.

China elevó las tasas de interés el martes, su segunda alza en poco más de seis semanas, intensificando su propia campaña contra la persistente y alta inflación que sufre la segunda economía del mundo.

Las previsiones indican que la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra harían sus primeros movimientos hacia finales de este año, en momentos en que luchan por contener el alza de los precios.

Sólo el Banco de Japón, que aún enfrenta un ambiente deflacionario, mantendría las tasas al menos hasta octubre, según los pronósticos.

Mayor crecimiento

Las previsiones de crecimiento para las 17 naciones de la zona euro durante el 2011 fueron revisadas al alza al 1,6% desde un previo del 1,5%.

La expansión de la economía de Estados Unidos generó un consenso promedio en torno al 3,2% este año, frente al 3% del mes pasado, impulsada por mejoras en la demanda de consumo y en el mercado laboral

"La reciente alza en las tendencias de crecimiento del ingreso y de las ventas minoristas, y una relativa mejora en las condiciones del mercado laboral, impulsarán el gasto individual" dijo Nathaniel Karp, del BBVA.

Pero incluso el crecimiento estimado para Estados Unidos palidece en comparación con el 9,3% pronosticado para China y el 8,7% para India, según la medición del período que finaliza en marzo del 2012.

"La fuerte expansión de la demanda doméstica en los países emergentes de Asia debería derivar en una firme demanda por las materias primas e impulsar las economías orientadas a la exportación que tengan una estrecha vinculación con mercados emergentes", dijo Willem Buiter, del Citi.

La voraz demanda implicaría que la economía de Japón, de marcado sesgo exportador, lograría dejar atrás la baja dinámica que mostró a principios de este año y crecería un 1,5% en el próximo año fiscal, según el sondeo.

"Se espera que tanto las exportaciones como la producción se recuperen a un mayor ritmo en el primer trimestre y saquen a la economía de su intervalo", dijo Takumi Tsunoda, economista del Shinkin Central Bank Research Institute.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?