| 5/17/2012 4:36:00 PM

Economía venezolana se fortalece a meses de las elecciones

La economía venezolana creció un 5,6% en el primer trimestre del 2012 frente al mismo período del año pasado, impulsada por sectores clave como la construcción e influenciada por la expansión del gasto público a cinco meses de las elecciones presidenciales en el país petrolero.

Caracas - El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) -que encadenó cinco trimestres de sólido crecimiento- ha venido acompañado de una sorpresiva ralentización de la inflación, tras la aplicación de fuertes controles de precios.

"Es uno de los mejores resultados, casi, en los últimos 15 trimestres y con la condición importante que la inflación se ha desacelerado. Teníamos tiempo en que no ocurrían los dos fenómenos: crecer y que la inflación se desacelere", dijo el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes.

Venezuela estima que este año la economía se expandirá un 5 por ciento y que la inflación se mantendrá a raya, oscilando entre un 20 y 22 por ciento, una meta ambiciosa luego de que el país sudamericano tuviera un aumento de 27,6 por ciento en los precios al consumidor el año pasado.

La inflación acumuló un alza del 4,4 por ciento en los primeros cuatro meses del año, anotando en abril su quinto mes consecutivo de desaceleración.

La economía venezolana creció un 4,2 por ciento el año pasado, el doble de lo previsto en las cuentas nacionales, luego de una recesión de casi dos años desde el 2008 y, de mantenerse la senda por la que transita este año, apunta a ser una de las de mayor crecimiento en América Latina.

El sector construcción fue el que mayor alza registró en el primer trimestre, al expandirse un 29,6 por ciento, mientras que el rubro de instituciones financieras avanzó un 27,7 por ciento.

El Gobierno de Hugo Chávez lanzó en el 2011 un ambicioso plan para acortar el enorme déficit habitacional que asciende a unos 2 millones de viviendas con la meta de edificar unas 350.000 casas al cierre de este año, reactivando así el sector construcción.

"El segundo motor (de la economía) ya encendió. La construcción no solamente resuelve un problema social (...), sino que además tiene un impulso sobre la economía y el empleo", dijo el ministro de Economía y Finanzas, Jorge Giordani.

A pesar de los buenos augurios del Gobierno, analistas creen que si el gasto público se dispara en los meses que restan para las elecciones de octubre, la inflación podría desatarse nuevamente y volver a niveles de años previos, cercanos al 30 por ciento.

Subidas y bajadas 

La actividad petrolera, que aporta alrededor de la mitad de los recursos del presupuesto nacional, creció un 2,2 por ciento impulsada por un ligero repunte en la producción de crudo, mientras que la no petrolera avanzó un 5,6 por ciento.

La manufactura, por su parte, registró un incremento de 0,7 por ciento, mientras que el sector minero se contrajo un 3,2 por ciento, en medio de dificultades de empresas del Estado por reimpulsar sus actividades tras la crisis energética que sufrió el país entre 2010 y 2011 y que obligó al racionamiento.

"¿Qué nos espera para el segundo trimestre? Seguir creciendo. Los indicadores tempranos dicen que vamos a tener números importantes (...) de reactivación, sostenimiento. Este año 2012 seguimos en la senda del crecimiento", dijo Merentes.

Economistas han advertido sobre un retroceso en el consumo masivo en los últimos meses, debido al crecimiento del índice de escasez de alimentos y medicinas en redes públicas y privadas, así como al deterioro del salario, pero Merentes afirmó que el sector privado registró un balance positivo.

Chávez, que ha estado yendo y viniendo de Cuba en los últimos meses tras detectársele una recurrencia del cáncer que lo afecta, aprobó en abril un incremento del 32 por ciento en el salario mínimo que, según analistas, revertirá la pérdida de poder adquisitivo de muchas familias.

BALANZA CON SUPERÁVIT

La balanza de pagos cerró el primer trimestre con un superávit de 7.143 millones de dólares en la cuenta corriente, inferior a los 7.684 millones de dólares del mismo período del año anterior, a pesar del avance de los precios del crudo, principal producto de exportación del país sudamericano.

El Banco Central explicó que la disminución del superávit obedeció al crecimiento de la importación de bienes, que subió un 48,5 por ciento a 13.190 millones de dólares.

Las exportaciones petroleras se situaron en 24.675 millones de dólares, un 25 por ciento por encima de lo registrado en el primer trimestre del 2011, impulsadas por el incremento del 3,7 por ciento en el volumen de crudo y derivados comercializados.

Por su parte, la cuenta capital y financiera volvió a arrojar déficit, esta vez de 8.613 millones de dólares, tras registrarse un saldo negativo en varias de las cuentas de inversión.

Las cuentas de depósito del sector privado mostraron una reducción "debido a la mayor demanda de divisas para el financiamiento de sus transacciones externas", mientras que el sector público incrementó sus activos en el exterior, dijo el Banco Central.

Venezuela mantiene activo desde el 2003 un control cambiario que obliga a las empresas a solicitar divisas al Gobierno para importar o repatriar dividendos a sus respectivas casas matrices.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?